El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, y el ministro de Justicia, Germán Garavano, se reunieron en medio de los roces entre el Gobierno y el Poder Judicial por la liberación de ex funcionarios kirchneristas de la cárcel y las polémicas designaciones de los jueces para los juicios contra Cristina.

El encuentro se produjo este martes y, de acuerdo a la agencia Noticias Argentinas, se acordó unificar las iniciativas que propone el Gobierno a través del programa Justicia 2020 y las que planteó el magistrado durante su discurso en el inicio del año judicial.

"Se juntaron para hablar de la reforma de la justicia y unir Justicia 2020 con la reforma de Lorenzetti", señalaron fuentes cercanas al ministro, luego de que el Centro de Información Judicial (CIJ) publicara una fotografía del encuentro.

En marzo pasado, el presidente del máximo tribunal se había mostrado autocrítico por la actualidad del sistema judicial, al señalar que mientras la sociedad reclama "más seguridad", los responsables de llevar adelante los cambios continúan "con las discusiones y no brindan soluciones".

"¿No es posible que nos pongamos de acuerdo en un sistema razonable que respete las garantías constitucionales y al mismo tiempo logre resultados efectivos y que nuestra gente viva más tranquila?", se preguntó en aquella ocasión.

Además, Lorenzetti convocó "a consensuar reglas de armonización" para "que la lucha contra la impunidad sea efectiva".

Los puntos centrales de su propuesta son la ampliación de las horas de atención al público y la implementación de los expedientes digitales.

"Hay países que cambiaron fuertemente y limitaron los recursos y se concentraron en la lucha contra la impunidad. Son reformas que en nuestro país todavía no se hicieron", agregó.