Lucía Martínez, del equipo de Chequeado, calificó de "engañoso" la frase de la ex presidenta "El Gobierno ya lleva importado un 57% más de petróleo del total importado entre los años 2008 y 2015", frase divulgada a través de su cuenta de Twitter el pasado 9 de marzo. Por tratarse de datos originalmente analizados y publicados por el OETEC, nos sentimos obligados a responder. Deseamos aclarar que el ejercicio de criticar y debatir es considerado por nosotros piedra angular del método científico vital al progreso de las ideas y la evolución del ser humano, máxime cuando dicho ser humano habita naciones a medio camino de su definitivo proceso emancipatorio. Debajo pues, nuestra crítica a la crítica de Chequeado.

Primera gran contradicción…

1) Como se aprecia de la imagen, el veredicto "Engañoso" pareciera estar vinculado con el título de la nota, esto es, la frase "El Gobierno ya lleva importado un 57% más de petróleo del total importado entre los años 2008 y 2015". Sin embargo, a poco de iniciada la lectura se va comprendiendo que el "Engañoso" no está relacionado con aquella frase sino con esta otra, también de autoría de la ex mandataria e igualmente divulgada desde Twitter: "Los que venían a solucionar una crisis energética inexistente ya llevan importado un 57% más de petróleo del total importado entre los años 2008 y 2015". En palabras de Martínez (subrayado es nuestro): "… la relación que hizo la ex presidenta entre el aumento de la importación de petróleo y la generación de una crisis energética es engañosa".

OETEC chequea: Martínez debería haber conducido dos investigaciones diferentes: una, para corroborar el porcentaje del 57% atribuido a la gestión macrista en relación al período 2008-2015 y que, aparentemente, es lo que uno creería del título; la otra, para estudiar la vinculación que Fernández de Kirchner hizo entre "crisis energética" y las importaciones de crudo.

Segunda gran contradicción…

2) Si lo que se pretende es "chequear" la segunda frase de Cristina Kirchner, la autora debió haberla enmarcado en el texto original escrito por la ex presidenta, mucho más largo y complejo en cuanto a conceptos e ideas. Lo transcribimos debajo:

"¿Te acordás que cuando asumió Macri decía que había una crisis energética y que por eso el gobierno de Cambiemos te tenía que aumentar las tarifas? O sea, la pesada herencia... ¿Te acordás, no? Bueno, no sólo era una excusa para el tarifazo, sino que además era mentira. Hoy las tarifas están por las nubes y la crisis energética la están provocando ellos. Mirá los datos que publica @OETEC. Sólo en enero de 2018 se importó el 70% del petróleo que se importó en todo el 2015. Un mes contra todo un año".

"Los que venían a solucionar una crisis energética inexistente, ya llevan importado un 57% más de petróleo del total importado entre los años 2008 y 2015. Dos años después, tarifas por las nubes y producción de petróleo por el suelo".

OETEC chequea (I): En la primera oración de esta última frase, fue que Martínez encontró una relación entre importaciones de crudo y la generación de una crisis. Lo cierto es que, al escindirse la oración de la frase completa, y esta a su vez del texto del que formaba parte originalmente, Chequeado realiza un juicio equivocado. En todo caso, si algo quiso decir CFK fue que no se puede solucionar ninguna supuesta crisis energética heredada con semejantes niveles de importaciones de petróleo, en paralelo a una producción en picada y encima con tarifas por las nubes.

OETEC chequea (II): Al excluir a más de la mitad de las restantes afirmaciones del texto completo de CFK, Martínez omite abordar el tema fundamental sobre el que giran las críticas de CFK: la razón de ser del tarifazo. ¿Cuál fue y cuál sigue siendo la razón de ser del tarifazo? Como tantas veces mencionaron desde Mauricio Macri a Marcos Peña y Juan José Aranguren, los aumentos de las tarifas obedecen a la imperiosa necesidad de cubrir los costos de empresas supuestamente fundidas o en vías de extinción, reservándoles un margen de rentabilidad suficiente para recuperar los niveles de producción de gas, petróleo y combustibles (como de distribución y transporte eléctrico y gasífero), disminuyendo las importaciones, ganando autosuficiencia y permitiendo recomponer las inversiones para así mejorar los indicadores de calidad, accesibilidad y asequibilidad de los servicios públicos de gas y electricidad. ¿Chequeó Chequeado algo de todo esto? Es decir, y, por ejemplo: ¿Chequeó la contradicción entre las mayores importaciones y las tarifas por las nubes, parafraseando a CFK? En absoluto. Para examinar seriamente la frase de Cristina y la supuesta relación que Martínez dice haber encontrado, el abordaje debería haber sido en el contexto de todas sus frases.

Cuestionamiento a los datos oficiales del 2015

3) Entrevistado Federico Bernal por Lucía Martínez con motivo de la nota aquí criticada, el director del OETEC explicó que "Si sumamos los volúmenes de 2008 a 2015, obtenemos un total de 1.514.352 m3. Si sumamos las importaciones durante la gestión de Macri y hasta enero de 2018 inclusive, el total es de 2.380.886 m3. Los 2.380.886 m3 son un 57% más que los 1.514.352 m3. En otras palabras, se llevan importados en la gestión de Macri (hasta el último dato actualizado por el Ministerio de Energía, que llega a enero de 2018 inclusive) un 57% más de crudo que entre 2008 a 2015".

OETEC chequea: La información fue fielmente volcada por la autora en su nota. No obstante, acá empieza el incomprensible sesgo del equipo de Chequeado, pues los datos reproducidos por Cristina Kirchner, datos a los que arribó OETEC en base a información del Ministerio de Energía, son correctos. En pocas palabras, el veredicto debió haber sido "Verdadero" para la frase del título de la nota.

4) Como el análisis del OETEC fue el correcto y, por tanto, la frase de la ex presidenta, desacreditar los números publicados por el Ministerio de Energía en 2015 -números que sigue publicando y, por ende, ratificando al día de hoy-, fue la única opción que quedó a la integrante de Chequeado para descalificar a la CFK. A tales efectos, Martínez recurrió a la opinión del ex secretario de Recursos Hidrocarburíferos de la Nación (diciembre 2015 a abril 2017). Introduciéndonos a la opinión de este ex funcionario (subrayado es nuestro), la autora escribió: "La ex jefa de Estado se basó en un informe que cita datos oficiales del Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (OETEC), que dirige el bioquímico de la UBA y ex asesor del diputado nacional Julio De Vido, Federico Bernal… Sin embargo, los datos de 2015 del Ministerio están cuestionados".

OETEC chequea (I): Martínez, que recuerda algo de la historia laboral de Federico Bernal, pero omite mencionar la de Sureda (ex empleado de PAE y, posiblemente, su actual empleado), toma la opinión de esta única persona y la generaliza al estilo reprobaciones contra el "INDEC de Moreno" mediante juicio lapidario: "… los datos de 2015 del Ministerio están cuestionados". De esta forma, inocula al lector la idea de que el hallazgo del OETEC, fuente de CFK, parte de información adulterada. En realidad, Martínez debió haber escrito: "Sin embargo, los datos de 2015 del Ministerio son cuestionados por un ex funcionario, no pudiendo corroborar Chequeado si tales cuestionamientos son ciertos o no".

OETEC chequea (II): Entrevistado Sureda, qué bueno hubiese sido que Chequeado le consulte sobre los niveles de producción gasífera de PAE en 2015, sin tarifazo, y los registrados por la misma empresa entre 2016 y 2017, con tarifazo y precios del gas en boca de pozo por la estratósfera.

5) El sistema de publicación de datos del Ministerio de Energía para los hidrocarburos se conocen en el sector con el nombre "SESCO", y se aplica a los distintos segmentos de la industria hidrocarburífera. El cuestionamiento de Sureda se dirige a las tablas SESCO del Ministerio de Energía correspondientes a 2015, específicamente para el DOWNSTREAM, esto es, la refinación y los combustibles. La autora de la nota vuelca entonces una primera opinión de Sureda: "La cifra SESCO de 2015 es una suerte de dibujo. Tiene el cuestionable mérito de servir para frenar las quejas de los gobernadores de Chubut y Neuquén por la caída de la actividad".

OETEC chequea: El cuestionamiento del ex funcionario es muy grave, pues incluye una supuesta complicidad entre el anterior gobierno nacional y los gobernadores de dos provincias. ¿Entrevistó Chequeado a los ex ministros provinciales de energía involucrados en el revelado contubernio? Y tal vez más importante: Sureda, como se dijo, ocupó el cargo de Secretario de Recursos Hidrocarburíferos de la Nación entre diciembre de 2015 y abril de 2017. ¿Cómo se explica que siendo funcionario jamás haya emitido opinión respecto de la veracidad del sistema SESCO heredado? ¿Cómo no fueron modificados los datos en ningún momento de su gestión, datos que además le eran perjudiciales a los resultados de su gestión?

6) Los centros especializados privados y públicos que se dedican a la cuestión energética utilizan los datos SESCO; igual para el Ministerio de Energía y dependencias ministeriales del Ejecutivo relacionadas con la actividad. En sus reportes sobre el sector, así como en su tradicional informe "Balance Energético Nacional", el actual Ministerio de Energía y Minería de la Nación jamás cuestionó la veracidad de la SESCO DOWNSTREAM 2015. Lo mismo vale para los valiosos trabajos publicados a lo largo de 2016 por parte del ex Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas, conocidos con el nombre de "Informe Cadenas de Valor - Hidrocarburos, Agosto de 2016". Por último, tampoco lo hicieron los restantes entrevistados por la propia Martínez en su artículo.

OETEC chequea: De las cifras SESCO 2015 el OETEC arribó a los porcentajes de importaciones de crudo destacados por CFK en su comunicación. Cuestionar esas cifras y, por ende, los porcentajes y las afirmaciones de la ex presidenta pero partiendo de una única opinión, carente además de todo "chequeo" posterior y en ausencia absoluta de otros cuestionamientos, dan cuenta de una caprichosa necesidad de arribar a un veredicto que deje mal parado a la ex mandataria, e, indirectamente, a este Observatorio. En efecto, ninguna de las restantes entrevistas utilizadas por Martínez cuestionaron la SESCO DOWNSTREAM de 2015. Tomar una sola opinión, sin ningún tipo de corroboración posterior, y a partir de ella cuestionar el sistema estadístico mencionado constituye un severo error periodístico, estadístico y técnico. (1)

7) En su nota, Martínez recoge esta segunda opinión de Sureda: "En 2015, el Gobierno acordó con las petroleras un precio sostén para el crudo, y la diferencia entre este precio y el crudo importado pasó a ser muy importante. Así las refinerías incrementaron sus importaciones en lugar de comprar crudo nacional caro y procesarlo". Sureda olvida que las refinerías pueden procesar crudo importado sin necesidad de aumentar las importaciones. Es decir, echar mano al stock y que fue precisamente lo que ocurrió en 2015 (ver tabla). Por otra parte, el ex funcionario omite recordar que no todas las refinerías son iguales, y que las integradas a la producción doméstica, que superan el 70% de la cuota de mercado en comercialización de combustibles, no se rigen como él mencionó.

Embed

Seguí leyendo la nota en OETEC