Un grupo de estudiantes de primaria limpiaban una playa en la costa de Taiwán junto a su profesor, Park Lee, cuando encontraron un extraño tesoro: al principio parecía una roca recubierta por docenas de pequeñas almejas, pero pronto descubrieron que se trataba de otra cosa.

Se trataba de una cámara con una carcasa especial para el agua, y gracias a ésta el aparato estaba en perfecto estado. Todas las fotos estaban intactas, e incluso todavía tenía batería cargada.

Embed

De inmediato se propusieron investigar el contenido de la cámara para tratar de encontrar a la persona que la perdió. Las fotos habían sido tomadas en Japón, por lo que los chicos y el maestro dedujeron que la chica debía ser de ese país. Así, las compartieron en la página de Facebook de Lee acompañadas de un texto escrito tanto en chino como en japonés, para intentar dar con ella.

Embed

El misterio no tardó mucho en resolverse: las imágenes fueron compartidas más de 10 mil veces por los usuarios de la red social, y así lograron dar con la joven turista que nunca pensó recuperar esos recuerdos.

La chica se llama Serina Tsubakihara, y es estudiante de la Universidad Sofía de Tokio. Según contó a la BBC, perdió la cámara mientras estaba de vacaciones a 250 kilómetros al este de Taiwán, en 2015. En ese entonces, dejó caer la cámara en un momento de urgencia mientras buceaba, ya que su amigo se había quedado sin aire y tuvo que socorrerlo.

Embed

"No podía creerlo", expresó. "Estaba súper sorprendida cuando mis amigos me lo contaron y me enviaron el post con aquellas fotos".

La joven aseguró que en junio visitará Taiwán para darle agradecer al profesor y sus alumnos por todo lo que hicieron para dar con ella, y para poder volver a casa con su cámara y sus recuerdos luego de casi tres años.

Embed

En esta nota