Los fervientes discursos de Cristina Fernández de Kirchner y Dilma Russeff, entre otros dirigentes y exponentes sociales, abrieron varias puntas para pensar el futuro político de cara a las próximas elecciones, en el caso de la Argentina, y la vuelta de gobiernos progresistas a la región, tras el triunfo del fascista Jair Bolsonaro en Brasil. En ese contexto, dirigentes políticos de la oposición adelantaron un próximo paro para diciembre y uno de los nombres más mencionados apuntó al lanzamiento de su candidatura.

Referentes políticos, sentados en primera fila y atentos a todos y cada uno de los discursos de las mesas organizadas por el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO) para el Primer Foro Mundial de Pensamiento Crítico, hablaron con El Destape para reflexionar sobre la jornada, lo debatido y resaltaron la necesidad de construir una unidad opositora “lo más amplia posible” en la cual “el único límite es (Mauricio) Macri”.

En lo político, Agustín Rossi, titular del bloque de diputados del FPV-PJ, aseguró que el objetivo de su espacio político es el de imaginar “la coalición opositora lo más amplia posible” porque “la peor fotografía que tiene cualquier militante político opositor es la de Macri cuatro años más en el Gobierno”. Para ello, planteó el legislador a El Destape, “hay que tratar de hacer todos los esfuerzos posibles para que no suceda y una de las condiciones, a mi criterio, es construir el frente más amplio que se pueda”. En ese frente, “el único límite para la unidad es Macri”.

LEER MÁS: CFK: "No veo ningún medio militando inundaciones como en 2015"

Al respecto, Hugo Yasky, también diputado del FPV-PJ y titular de la CTA de los Trabajadores, remarcó que Sergio Massa puede ser una de las figuras políticas a las cuales se le puede abrir la puerta para integrar esa amplia coalición. “Aquellos que se autodefinen como dadores de gobernabilidad y creen que su destino es ser la pata de palo de la derecha argentina, no pueden formar parte de esta construcción o, mejor dicho, se van a excluir en cuanto vean que esta es una construcción popular para derrotar a los grupos empresarios, ellos solos se van a ir porque representan a ese sector”, dijo a este medio.

En ese sentido, Roberto Baradel, titular del SUTEBA, aseguró que la unidad “está muy fuerte” pero que figuras como Juan Manuel Urtubey están más cercanas “al macrismo, por lo que ha dicho en estos últimos años, que a un proyecto popular, pero capaz recapacite”. Pese a ello, aclaró que “lo importante no son las personas, sino construir la unidad fundamental que nos permita parar las políticas de ajuste y que no vuelvan más al Gobierno” los liberales.

En ese marco, Rossi remarcó que el Frente para la Victoria está “dispuesto” a dirimir el candidato en una gran PASO porque “buscamos articular una oposición lo más amplia posible que tenga una expresión electoral que es un frente constituido por el PJ, UC, otros partidos políticos como el Partido Solidario, Proyecto Sur y otros más”. El dirigente agregó que “si en ese marco hay sectores que tienen diferencias, que las diriman en unas PASO”.

Consultado por El Destape sobre una posible candidatura presidencial suya en 2019, Rossi aseguró que “si no es Cristina, voy a ser” candidato.

Respecto al Foro, los dirigentes señalaron la importancia de generar este tipo de espacios en los que se pueda debatir e intercambiar ideas para encontrarle solución a los grandes problemas que existen en el mundo. Como dijo Pablo Gentili, titular de CLACSO, a El Destape el fin de semana, esas soluciones “no son mágicas” ni homogéneas, pero existen.

LEER MÁS: En la contracumbre del G20, Cristina habló de la unidad opositora

“Es fundamental escuchar, debatir, interpelarnos entre nosotros y también aportar a un sentido común, a la construcción de un programa social y político que nos permita transformar esta sociedad”, dijo Baradel a este medio, que estuvo siempre en las primeras filas atento a los discursos de Dilma, CFK, Nacho Levy, de La Garganta Poderosa, o el panel contra la discriminación racial. “Están las ideas, el programa, la confluencia, la unidad y en la calle lo tenemos que hacer posible”, agregó el dirigente sindical.

En tanto, Yasky recordó las palabras de Cristina en su discurso, cuando planteó que el Foro no debía definirse como “contracumbre” porque no es contra de nada, sino un espacio de debate. “Es más un intento de encontrar espacios para pensar los tiempos que vienen, imaginar los futuros pasos del movimiento popular, antes que algo que se defina por estar en contra de lo que digan los líderes del mundo en la Cumbre del G20”. Por eso, el titular de la CTA de los Trabajadores remarcó a este medio que “los tiempos que vienen van a ser difícil pero también de pasión, lucha y esperanza para el pueblo”.

Esa lucha se verá reflejada en los próximos días. Tanto Yasky como Baradel coincidieron en la gran movilización que se realizará el próximo 30 de noviembre contra la Cumbre del G20, pese a la recomendación de Patricia Bullrich, ministra de Seguridad, de abandonar la Ciudad de Buenos Aires. Por el contrario, “nos vamos a movilizar todo lo que sea necesario para construir el sentido común en la sociedad que nos permita volver a recuperar derechos”, expresó el titular de SUTEBA y el diputado kirchnerista aseguró que “va a haber luchas en diciembre, pensamos que ahí vamos a hacer el paro”.

LEER MÁS: CFK criticó el discurso xenófobo del Gobierno: "Hitlers modernos"