La jueza en lo Contencioso Administrativo del Departamento Judicial de Morón, Mónica Luján López, rechazó el pedido del gobierno municipal de levantar la medida cautelar que suspendió los efectos de la ordenanza que justificó la remoción del busto de Néstor Kirchner de la plaza de Morón e intimó al intendente Ramiro Tagliaferro a cumplir con la ley y, en un plazo de 10 días, volver a poner el busto en el lugar donde estaba. Además le impuso una multa económica por cada día de incumplimiento.

La decisión judicial responde a la resolución de la del pasado 3 de septiembre, que suspendió los efectos de la ordenanza Nº 18851/18 por considerar que viola el derecho constitucional de la comunidad a participar en una audiencia pública obligatoria que debía realizarse antes de la remoción del busto.

En el mismo sentido, la UFI Nº1 del Departamento Judicial de Morón, a cargo del Fiscal Javier Baños, imputó a Tagliaferro, a la presidenta del Concejo Deliberante de Morón, Analía Zapulla, y a todos los concejales del Bloque Cambiemos por los delitos de “desobediencia, incumplimiento de los deberes de funcionario público, y omisión o retardo de actos de oficio”, por no restituir el busto de Kirchner a partir de la denuncia penal presentada por Unidad Ciudadana Morón contra el Gobierno local.