Doce minutos habló el intendente capitalino Ramón Javier Mestre en la Casa Radical de Córdoba, donde reconoció su derrota: “Me hago cargo de lo que no supimos consensuar, acá en mi ciudad y en mi provincia; pido disculpas. Pero también espero que desde Buenos Aires tomen nota que alentar las diferencias siempre nos debilita; y la crisis también impacta”. Comenzó su discurso a las 21.50, a la misma hora que su sucesor, el peronista Martín Llaryora, hablaba en el Quórum Hotel.

Mestre llegó a la histórica casona de la avenida Vélez Sársfield y bulevar San Juan junto a su esposa Melisa y sus colaboradores más cercanos, Marcelo Cossar y Mariano Font. A diferencia de cuatro años atrás, donde Mestre y el candidato presidencial Mauricio Macri le hablaron a miles de seguidores de Cambiemos; esta tarde noche hubo pocos militantes en la Casa Radical y recién cerca de las 21 se agolparon poco más de cien personas a seguir las palabras del candidato radical, que quedó tercero detrás de Juan Schiaretti y de Mario Negri. “No es momento de alegría, es momento de muchísima responsabilidad, de dar la cara, de pie”, dijo y lo aplaudieron emocionados.

Embed

“Sepan que he recibo claramente el mensaje de las urnas. Ni bien termine mi mandato, que los cordobeses me otorgaron a partir de diciembre de 2015, en el segundo período que termina este 10 de diciembre, mi vida política va a comenzar de cero. Voy a recorrer junto a los cordobeses kilómetros y kilómetros para llevar una propuesta dentro de cuatro años”, señaló.

Mestre felicitó a Juan Schiaretti y a su vice electo Manuel Calvo y “a cada intendente e intendenta por los triunfos que conseguimos en el interior, porque dieron batalla". En referencia a Negri, quien jugó aliado al PRO y el Frente Cívico de Luis Juez, lanzó: "Los radicales perdimos y podemos perder muchas elecciones, pero nunca vamos a perder nuestros principios”.

También reconoció la militancia de su compañero de fórmula, el intendente de Bell Ville, Carlitos Briner. "Juntos trabajamos para darle más preponderancia al interior provincial”, afirmó.

Serio, emocionado y dolido por haber quedado tercero, el intendente capitalino aseguró: “desde Córdoba, desde la UCR, nosotros intentamos dialogando a través de lo que en democracia es la herramienta para seleccionar los candidatos, la democracia interna. Pero como ustedes saben, no nos dejaron llevar adelante nuestras acciones”.

Sobre el futuro de la UCR, Mestre señaló que “tiene la responsabilidad de mantener vigente la agenda en la Legislatura de Córdoba” y que “ahí vamos a estar cumpliendo con el control permanente de los actos de gobierno, que es lo que tiene que hacer la oposición”.

En esta nota