En medio de los tarifazos y la creciente crisis económica y social que atraviesa la Argentina, dos funcionarios del Gobierno decidieron duplicarse el sueldo por unas exorbitantes cifras. "Nadie puede pretender cobrar más de lo que vale su trabajo", sostuvo hace una semana el presidente, Mauricio Macri, aunque parece que esto no aplica para todos por igual.

Uno de ellos es el presidente de Integración Energética Argentina SA (IEASA), la ex Enarsa (Energía Argentina SA): se trata de Mario Dell’Acqua, quien al mismo tiempo es el titular de Aerolíneas Argentinas y, previamente, ocupó dicho puesto en Techint.

Embed

Dell’Acqua, a pesar de que el oficialismo le pide a la gente que haga un esfuerzo para pagar las tarifas, pasó de ganar en agosto $256.660, pero desde septiembre comenzó a cobrar $402.500. Así, de un mes para el otro se aumentó el sueldo en un 56%, según el informe de C5N.

Embed

El segundo funcionario en la mira es vicepresidente de IEASA, Luis Pintos, quien también supo ser autoridad en Techint, pero en su sede venezolana, llamada Sidor. Hasta julio de este año, Pintos ganaba $176.533 hasta julio de este año, pero luego cobró $331.000 en agosto, y en septiembre pasó a ganar $380.650 en bruto.

De acuerdo a los recibos de sueldo revelados, este empresario se aumentó el sueldo en un 115% en tres meses, y en cómodas cuotas, a diferencia de Dell’Acqua, que lo hizo de una sola vez.

Embed

Dell’Acqua es quien reemplazó a Isela Costantini en el mando de Aerolíneas Argentinas a fines del 2016. En julio de este año, el propio secretario de Energía, Javier Iguacel, lo eligió para estar, al mismo tiempo, a cargo de IEASA. Desde entonces, no cobra más como presidente del directorio de la empresa aeronáutica, pero sí como director. Esto, cabe aclarar, sumado a su abultado sueldo en IEASA.