Gustavo Lopetegui, uno de los funcionarios preferidos de Elisa Carrió, volvió al Gabinete luego de ser desplazado del Gobierno hace cuatro meses, junto a su compañero Mario Quintana. Ahora pasará a ocupar la secretaría de Energía tras la renuncia de Javier Iguacel.

El sábado 16 de junio a las 20, luego del debut de la Selección argentina en el Mundial de Rusia 2018, el Gobierno informó, mediante un comunicado, un drástico cambio en el Gabinete: Francisco Cabrera, de Producción, y Juan José Aranguren, de Energía, dejarían sus cargos y sus lugares pasarían a ser ocupados por Dante Sica e Iguacel, respectivamente.

En medio de la crisis política y económica de septiembre, que culminó con el ajuste de Ministerios, tanto Lopetegui como Quintana fueron apartados para quitarle poder a Marcos Peña, decisión que molestó mucho a Elisa Carrió quien había asegurado que los dos son los "mejores funcionarios del Gobierno".

En esa jugada, Iguacel perdió su rol de ministro de Energía y pasó a ser secretario, bajo el mando de Sica, que hoy es titular del Ministerio de Producción y Trabajo. La degradación no impidió al líder de Energía anunciar una oleada de nuevos tarifazos para el 2019 y tras esa bomba económica, hoy presentó su renuncia.

Con esta salida, Lopetegui, quien salió del Gobierno en septiembre pero siguió como asesor de Cambiemos, volvió al centro de la escena y será el encargado de diagramar los próximos tarifazos y políticas energéticas.

Lopetegui fue consultor de la empresa internacional McKinsey, en 1996 fundó la cadena de supermercados Eki, de la que se desprendió en 2001. También fue director de Milkout y en 2004 pasó a la función pública como ministro de Producción bonaerense de Felipe Solá, cargo al que renunció al año siguiente para hacerse cargo del Banco Provincia.

De vuelta en el sector privado, fundó la empresa Pampa Cheese, dedicada a la exportación de quesos y en 2009 fue nombrado CEO de LAN Argentina.

Licenciado en Administración y Contador Público, conformó un trinomio poderoso junto a Quintana y Peña en el Gabinete hasta principios de septiembre, cuando debió quedar en las sombras para retornar pocos meses después.

LEER MÁS: La insólita justificación de Iguacel sobre la suba del gas