Corrida, disparada del dólar, devaluación, pérdida de reservas, regreso al FMI, crédito stand by con condicionamientos y hasta el regreso de Domingo Cavallo. En apenas cuestión de días, el gobierno de Mauricio Macri logró retrotraer a la sociedad a palabras que creía olvidadas, y debió dejar de lado todo el armado electoral de 2019 para concentrarse en lo inmediato: salir de una crisis económica financiera que él mismo generó a través de su política monetaria.

Sin embargo, pocos fueron los referentes opositores que salieron a hacerse eco de las malas nuevas, y, quienes lo hicieron, eligieron la cautela y la mesura a la hora de declarar. Indudablemente, entre las voces más esperadas está la de Cristina Kirchner, la referente opositora más votada en las últimas elecciones e, indudablemente, la más crítica del modelo económico de Cambiemos.

Según sostuvieron desde su entorno, la senadora nacional eligió mantenerse en silencio y no expresarse al respecto en los últimos días para evitar que el Gobierno pudiera responsabilizarla o acusarla, y tenga que dar las soluciones del caso: "Ella ha tenido un comportamiento institucional desde que dejó el gobierno, muy diferente al que pensaban muchos", sostuvieron desde el círculo íntimo de la ex Presidenta a El Destape.

"La vuelta del FMI es una locura, es un médico que te da una receta con medicamentos en mal estado que te hacen mal. Y encima volvemos a ir...", sentenciaron en el equipo de Cristina Kirchner.

En este sentido, la senadora nacional por Unidad Ciudadana observa atentamente los movimientos de la economía, y se mostró preocupada por lo que pueda suceder el próximo martes, día en que vencerán casi el 50% de las LEBAC del Banco Central: "Muchos tenedores van a desarmar el martes, claramente puede haber un ruido. La disparada del viernes forma parte de lo que puede pasar el martes", agregaron desde el riñón de la ex mandataria.

"Muchos tenedores van a desarmar sus posiciones el martes, puede haber un ruido"

Además, la legisladora nacional también advierte que la dispara del dólar tendrá como consecuencia la inmediata licuación de los salarios de los trabajadores: "Todo se trasladará a precios y el gobierno no reacciona: no está mal hablar con los empresarios pero tiene que tomar medidas", destacó un importante asesor de su entorno en diálogo con este medio, quien también agregó: "Macri pensó como empresario: creyó que con él en la Rosada iban a llegar inversiones, y no fue así. Lo único que llegaron fueron inversiones golondrinas. ¿Por qué el campo lo va a ayudar y va a traer la plata si sabe que cada mes va a tener más y que no tiene ningún plazo para hacerlo?

"Todo se trasladará a precios y el Gobierno no reacciona"

¿Por qué el campo lo va a ayudar y va a traer la plata si sabe que cada mes va a tener más y que no tiene ningún plazo para hacerlo?

Respecto a cuándo se referirá a la crisis económica y financiera en la que está metido el gobierno nacional, desde su entorno destacan que la senadora continuará en silencio ya que "es una persona muy institucionalista", y agregaron que hablará en el marco que corresponda: "El miércoles se expresaron los compañeros, y seguramente lo vaya a hacer en la próxima sesión del Senado", anticiparon desde su equipo comunicacional.

Por último, según pudo saber El Destape, la senadora nacional suspendió toda discusión política de cara al armado del peronismo para el año próximo para concentrarse en lo que sucede hoy, poniéndose como prioridad el congelamiento de las tarifas y que el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional del Gobierno pase por el Congreso Nacional, tal como marca la ley: "Lo que tenemos que hacer los opositores es unirnos para defender a la gente. Después vendrá el tiempo de la rosca, ahora no", aseguraron desde el Instituto Patria.