En el torneo de rugby del 'Seis Naciones B' jugaban Rusia contra Alemania. Pero cuando llegó el momento de los himnos ocurrió algo peculiar: en lugar de que los rusos escucharon la letra de su símbolo patrio, escucharon el de la Unión Soviética.

Hay que aclarar que, aunque ambos himnos son iguales desde lo musical, sus letras son distintas. Por eso sorprendió el error organizativo y no son pocos los que teorizan que fue algo planificado.

Pero la perla no quedó solo en la confusión. Lo llamativo fue la reacción de los jugadores rusos que, al escuchar el himno soviético, primero tuvieron alguna sonrisa cómplice entre ellos pero luego la cantaron con una gran emotividad.

Embed

Cabe destacar la ironía histórica de esta confusión justo en un partido contra Alemania, con el rol fundamental de la Unión Soviética en la caída del país germano en la Segunda Guerra Mundial.

LEÉ MÁS: Comer hielo, el nuevo desafío viral

En esta nota