El presidente Mauricio Macri tuvo una nueva jornada para el olvido debido a la abrupta subida del dólar. El anuncio que hizo hoy por la mañana desde la Residencia de Olivos, antes de la apertura del mercado, con el objetivo de generar certidumbre, no tuvo el efecto esperado y el dólar alcanzó los $34,50.

En el momento crucial de la subida, luego de su discurso, el mandatario estuvo reunido con empresarios en las oficinas que tiene Mercado Libre en Vicente López.

Las conversaciones estuvieron centradas en los problemas impositivos y en la reforma laboral, según informó Infobae, lo que se traduce en mayor ajuste y quita de derechos a los trabajadores.

Participantes del encuentro, que continuó media hora más luego de que Macri se retirara, dijeron que el Presidente ingresó con muy mala cara, con ojeras y un gesto de preocupación, y que se retiró más animado de lo que había llegado.

LEÉ MÁS: La crisis provocada por Macri explicada en 4 minutos por Roberto Navarro