Luego de la importante reducción de ministerios que realizó el Gobierno la pasada semana, el ya ex vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, pasó por Casa Rosada antes de refugiarse en la "naturaleza".

El pasado jueves, el funcionario destituido estuvo en la casa de gobierno para saludar a sus colaboradores y hablar con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, luego de lo que fue su salida de la administración macrista. A la charla también se sumó Mauricio Macri por teléfono, según consignó Infobae.

De acuerdo con lo que le dijo a algunos de sus colaboradores, el empresario programa un viaje "a la naturaleza" para refugiarse unas semanas.

Quintana también debió hacer la mudanza y dejar vacío su despacho en la Rosada, que fue vaciado para su próximo ocupante.

La despedida incluyó la mudanza de sus pertenencias: su amplio despacho en el primer piso de la Casa Rosada, con vista a Puerto Madero, estaba ayer atestado de cajas azules con libros y papeles, las bibliotecas vacías, igual que el escritorio, a la espera de su nuevo ocupante.

En esta nota