El comunicado de Christine Lagarde de ayer anunciando el blindaje al Gobierno de Cambiemos mostró un mensaje similar al salvataje a Grecia en 2010.

En 2010, el FMI anunció un crédito de 110 mil millones de euros (US$ 146 mil millones) a los griegos que estaban en plena crisis. En su comunicado, el ítem más importante fue: "Proteger a los más pobres".

Los detalles del paquete que terminó con el desastre del país griego incluían también "recortes presupuestarios, congelamiento de salarios y pensiones durante tres años y aumentos de impuestos para abordar los problemas fiscales y de deuda de Grecia".

Lagarde ayer usó la misma fórmula. "Como parte de este apoyo, tanto el FMI como el gobierno argentino tienen la intención de trabajar juntos para garantizar que se tomen medidas, y que los recursos estén plenamente disponibles, para proteger a los más vulnerables de la población a medida que avanzan las reformas económicas", afirmó la titular del ente.

En esta nota