El juez federal Sebastián Ramos dictó el procesamiento de los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López en el marco de la causa que investiga lavado de dinero mediante transferencias de dos terrenos en la ciudad de Comodoro Rivadavia, en Chubut.

La denuncia había sido presentada por Margarita Stolbizer, dirigente del GEN, quien detalló sucesivas compraventas, con sobreprecios, de inmuebles en la ciudad de Comodoro Rivadavia.

Ramos ordenó el procesamiento de Báez y López, sin prisión preventiva,y trabó un embargo de 30 millones de pesos sobre ambos empresarios. Además, el magistrado también procesó sin prisión preventiva al socio de López, Fabián De Sousa, con otros 30 millones de pesos de embargo.

Báez está detenido en la actualidad, en el marco de otra causa por lavado de dinero mediante la financiera SGI, conocida como "La Rosadita". En tanto, López está preso por una causa de evasión.