El secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, analizó el debate por el Presupuesto 2019 y criticó duramente a la Confederación General del Trabajo por su postura con respecto al proyecto: "La CGT debería haber movilizado ayer al Congreso, esperemos se despierte".

Además, el dirigente sindical denunció la presencia de infiltrados: "Había 100 tipos que eran servicios para desvirtuar una marcha en la que habían decenas de miles de personas".

En diálogo con el programa de radio Crónica Anunciada, que se emite por El Destape Radio, Moyano también se refirió al reclamo paritario que llevan adelante desde Camioneros: "Si no reabren la paritaria, vamos a lanzar un paro de 48 horas".

Por otro lado, destacó la relación de la Iglesia con los sindicatos: "No se bancan que la Iglesia se una con los sindicatos para defender a los que menos tienen".

En relación al Presupuesto, el sindicalista criticó duramente la media sanción obtenida en la Cámara de Diputados: "Esto es pan para hoy y hambre para mañana".

Y concluyó: "Cuando empezaron los incidentes, los Moyano nos quedamos quietos, para que después no puedan decir que fuimos nosotros. Este modelo solo cierra con represión".

Embed