El Gobierno presentó ante el Congreso un avance del Presupuesto 2019, con estimaciones de difícil cumplimiento. Promete una inflación de sólo 17% para el año próximo, un crecimiento económico del 2% y se negó a proyectar la cotización del dólar.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, había plasmado para 2018 un alza de precios interanual de 15,7% y un tipo de cambio promedio de $ 19,30. Pocos días después de aprobado ese presupuesto, el Ejecutivo permitió una corrida cambiaria y no controló la inflación, que superará el 30% este año.

En el Presupuesto 2019 recalculó el ritmo de la actividad económica: “Se estima que en 2018 la economía crecerá alrededor de 1%, siempre contingente a la evolución de las turbulencias financieras internacionales. Sin embargo, a fin de ser conservadores a la hora de realizar las proyecciones fiscales para este año, se trabajó con un crecimiento de 0,4% a estos fines". Más aún, según publicó ámbito.com aclaró que se prevé una "desaceleración de la economía para el segundo trimestre, que se podría extender al tercero”.

Para 2019, Dujovne promete un crecimiento del 2%, una inflación de 17% y la libre flotación del tipo de cambio, con lo que evitó adelantar la cotización del billete estadounidense.

LEER MÁS: El dólar se da vuelta y se dispara cerca de los $ 29

En esta nota