De acuerdo al Presupuesto 2019 presentado por el Gobierno, las erogaciones para cumplir con los servicios de deuda externa representarán el 14,9% del total del gasto agregado. Será la mayor proporción de los cuatro años de gestión, y superará ampliamente el 7,7% que representaba en 2015.

Según un informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV), los intereses de deuda pasarán de representan el 15,3% de los ingresos totales del Sector Público No Financiero en 2018 a significar el 16% en 2019.

Según lo proyectado, en el 2019 los intereses de la deuda aumentarían en $ 195 mil millones, según las estimaciones oficiales, totalizando unos $ 596 mil millones, es decir, un crecimiento de 49% con respecto a 2018. A finales del año que viene, el gasto en servicios de deuda se habrá duplicado respecto a 2015.

Si se compara la evolución del gasto en deuda externa y la inversión en áreas vitales para el desarrollo desde la asunción de Mauricio Macri, el sector público resultará el más perjudicado: el año que viene las partidas presupuestaria de Educación y Cultura habrán caído 1,2%; y Ciencia y Técnica 0,4%. Mientras tanto, el pago de intereses de deuda registrará un aumento del 7,2% en el lapso de cuatro años.

LEER MÁS: Cambiemos apela a una medida kirchnerista para evitar el default

En esta nota