La diputada nacional por el Frente Renovador Graciela Camaño tuvo un encendido y destacable en su discurso de cierre, minutos antes de que obtuviera la media sanción el Presupuesto 2019, que acordó Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional.

Durante el uso de su palabra, alrededor de las 4:30 de la mañana, la jefa de bloque del massismo expuso la sucesión de falsas promesas del macrismo durante los casi tres años de gestión y consideró que la aprobación del proyecto convalidaba una nueva mentira para la sociedad.

"Unos 7.000 millones de pesos le sacan a mi provincia, que es dinero de los municipios. No hay un metro de agua o cloaca nuevo, ¿qué carajo quieren? ¿que estalle el Conurbano?"

Hacia el final, Camaño mostró su malestar especial por el Conurbano y atacó a los representantes oficialistas de la Provincia: "No voy a dejar de plantear el problema de la Provincia de Buenos Aires, porque me da vergüenza que vayan a la Provincia de Buenos Aires a llevarse las bancas algunos legisladores que no viven", comenzó.

El subsidio para el transporte, que le han pasado 14 mil millones de pesos, si no lo asume mi provincia, cuando no se trate de un boleto interjurisdiccional, la línea 670, de José León Suárez, hasta San Martín o hasta Migueletes, le va a costar 34 pesos a una persona para ir a trabajar".

Embed

"Unos 7.000 millones de pesos le sacan a mi provincia, que es dinero de los municipios. No hay un metro de agua o cloaca nuevo, ¿qué carajo quieren? ¿que estalle el Conurbano? Después vayan a buscar las responsabilidad. No se hagan los desentendidos", finalizó.