La Ciudad de Buenos Aires amaneció con un Congreso sitiado, rodeado por vallas que dejan afuera a la gran cantidad de organizaciones sociales que se apostaron en las inmediaciones para protestar en contra del proyecto de Presupuesto 2019, que será tratado en la Cámara de Diputados a partir de las 11.

Sin embargo, la cuestión no termina ahí: por un lado, en la zona del Congreso aparecieron una serie de misteriosas bolsas llenas de escombros y cúmulos de piedras, desperdigados en puntos estratégicos.

LEÉ MÁS: MISTERIOSA SUELTA DE PIEDRAS CERCA DEL CONGRESO ANTES DE LA MOVILIZACIÓN

En el Senado, por su parte, se declaró asueto para el total del personal administrativo, a excepción de "unas pocas personas que quedaron de guardia", según confirmaron fuentes internas a El Destape.

Pero, además de todas estas medidas se seguridad e incluso algunas extrañas apariciones, la Policía de la Ciudad ya tiene preparado, al menos, un carro hidrante que aguarda en las calles porteñas.

Según pudo capturar mediante una foto el nieto recuperado Guillermo Pérez Roisinblit, sobre la avenida Corrientes -casi llegando a la intersección con la avenida Callao- se encuentra estacionado un carro hidrante, que espera a la represión que, según pronostican los movimientos sociales, tendrá lugar durante el día.

Embed

“El 124 va a la Facultad de Derecho... El que está pintado de negro gorra, ¿a dónde te lleva?”, compartió Roisinblit junto a la fotografía, en la que se ve un colectivo de la línea 124 pasar por al lado del intimidante carro negro blindado de la fuerza policial de Horacio Rodríguez Larreta, el jefe de Gobierno porteño. También pudo observar una fuerte presencia policial fuera del vallado que está frente al Congreso.

congreso vallado

LEÉ MÁS: CONGRESO BLINDADO: ASÍ ES EL OPERATIVO DE SEGURIDAD QUE DISPUSO CAMBIEMOS