La escalada inflacionaria acumulada en lo que va del año podría verse reflejada en la canasta navideña, de cara las fiestas de fin de año. Por eso, el Gobierno estudia incluir nuevos productos en el programa “Precios Cuidados”, aunque hay cautela por la medida.

La Secretaría de Comercio ampliaría la canasta con 15 artículos frente a la aceleración de precios que llegó al 6,5% en septiembre pasado y a un alza acumulada superior al 30% en los primeros nueve meses del año. El cumplimiento del programa creado por el kirchnerismo se vio incumplido por las cadenas de supermercado durante la gestión de Mauricio Macri.

El titular de la asociación Consumidores Libres, Héctor Polino, contó a El Destape que el precio de la canasta navideña “es difícil de predecir por lo imprevisible del país, con una devaluación que llevó al dólar de $ 20 a $ 40”, y añadió que las compras para las fiestas se verán afectadas por “la caída del poder adquisitivo producida por el tarifazo. En diciembre de 2015 se destinaba el 6% del salario mínimo a pagar tarifas, hoy es del 23,5%”.

En diálogo con este medio, la titular de la Asociación de Defensa de los Consumidores y Usuarios de la Argentina, Sandra Gonzalez, afirmó que “todavía hay que esperar la resolución del Gobierno. La situación es de preocupación”, y puntualizó que “como no hay precios de referencia, el consumidor se ve afectado a tal punto que busca distintos puntos para encontrar buenos precios”.

Por el brutal ascenso de los valores de los productos, de acuerdo a un relevamiento del Centro de Economía Política Argentina, el 34% de las personas encuestadas disminuyó el consumo de lácteos, el 54% el de carnes, 63% de frutas y verduras y el 44% de gaseosas, jugos y soda.

LEER MÁS: La actividad económica se desplomó 1,6% en agosto

En esta nota