El "mercado" es, quizás, el que menos paga por su ineficiencia a la hora de hacer su trabajo. El mundo de las consultoras privadas goza de un alto prestigio dentro de los grandes actores económicos pese a que eso no se condice con los resultados, algo que queda en evidencia luego del tercer año de gestión de Mauricio Macri en la Argentina.

Visto en retrospectiva, los pronósticos que grandes bancos y consultoras privadas elaboraron para este 2018 suenan a chiste de mal gusto: los que supuestamente más saben de economía y finanzas y viven de ello erraron sus pronósticos de inflación por 30 puntos porcentuales, el crecimiento por alrededor de 6,5 puntos y del valor del dólar por casi el doble de lo que decían que iba a valer en este momento.

Todo está registrado en el Relevamiento de Expectativas de Mercados (REM) que elabora cada mes el Banco Central. En su reporte de diciembre de 2017, compuesto por 19 participantes (12 consultoras y centros de investigación locales, 6 entidades financieras de Argentina y 1 analista extranjero) esperaban una inflación del 2018 del 17,4%, cuando va a cerrar en alrededor de 47%; un dólar que cerraría el año en $20,4, cuando terminó en $38,85 y un crecimiento del PBI del 3,2%. El último dato del tercer trimestre afirma que la caída interanual es del 3,5%.

Embed

Esto había sido advertido por El Destape tiempo atrás. Las consultoras creían, en diciembre de 2016, que 2017 cerraría con un 19,6% de inflación, lo que finalmente fue 24,8%. Eso sí, también auguraban dos años antes que 2018 culminaría con una inflación del 14,9% y el 2019, con el 9,7%.

Por ejemplo, la consultora Abeceb, del hoy ministro de Producción y Trabajo Dante Sica, decía sobre el año que pasó que el dólar iba a valer $22,16, la inflación sería del 19% el PBI crecería 2,7 por ciento. En el primer caso le erró por 16,7 pesos, en el segundo por 28 puntos y en el tercero, por 6,2 puntos porcentuales.

El JP Morgan, que es quien elabora internacionalmente el índice del Riesgo País y donde trabajó el ex ministro Alfonso Prat-Gay, decía que el dólar iba a valer 21,8 pesos, la inflación rondaría 19,2 y el PBI crecería 2,8 por ciento.

Embed

Qué dicen hoy

Para el 2019, estas mismas consultoras no se quedaron atrás y reincidieron con sus proyecciones.

En cuanto al IPC, las consultoras le dijeron al Banco Central que esperan "un sendero decreciente de la inflación general", con un índice cercano al 2 por ciento mensual en junio. Afirman que la inflación cerrará el año electoral en un 28,7%, unos 5 puntos más que lo que prometió el Gobierno en el Presupuesto 2019. Eso sí: afirman que el 2020 tendrá un IPC del 19% y el 2021, del 15.

Con respecto al dólar, pronostican que subirá un 25% y cerrará este año en $48,3. Y que seguirá la recesión, con una caída del PBI del 1,2%, aunque prometen que luego el país crecerá (vaya uno a saber cómo) un 2,5% en los próximos dos años.