A la salida de la reunión entre Mauricio Macri y los empresarios que se sumaron al nuevo esquema de precios acordados con el Gobierno, Martín Cabrales festejó que hubiera vino y asado: "Pónganse contentos chicos".

El dueño de Café Cabrales habló con los cronistas de distintos medios que esperaron a la salida de Casa Rosada para obtener información sobre el acuerdo pero sus modales excedieron la raya.

Embed

Con la lengua suelta, y sin censura, el empresario celebró las medidas del Gobierno y se burló de la clase trabajadora que no llega a fin de mes y deberá recurrir a los productos esenciales y cuidados.

"La política de Macri es correcta en lo macroeconómico y esto es un alivio a los consumidores", remarcó y festejó: "Creo que el asado se pude pagar en cuotas. Y hay vino también! pónganse contentos", deslizó con ironía antes de abandonar el móvil.

Embed