El Gobierno difundió las medidas económicas que tomará en un intento desesperado por controlar la inflación y anunció una suerte de congelamiento de tarifas, precios y créditos, como así también descuentos y créditos para beneficiarios de la seguridad social.

El informe comunica, principalmente, el "acuerdo con 16 empresas de primera línea para que 60 productos esenciales de la canasta básica mantengan sus precios durante al menos seis meses". Estas marcas se comprometieron a "asegurar disponibilidad de los productos en góndola en los 2.500 puntos de venta adheridos de todo el país".

La realidad genera más dudas que certezas, en un año que ya vio el desabastecimiento de ciertos productos que integran la lista de precios cuidados. En este sentido, será la Secretarı́a de Comercio Interior, con el apoyo de asociaciones de consumidores, quienes fiscalizarán el cumplimiento del acuerdo.

El acuerdo para mantener el precio de la carne tiene sus limitaciones. Según el informe, los frigoríficos exportadores acordaron vender 120.000 kilos por semana de asado, vacío y matambre a 149 pesos el kilo, pero solo en el Mercado Central y en las bocas de expendio de cada uno de los frigoríficos.

Esta reglamentación comenzará a implementarse de los próximos 10 a 15 días.

Embed

En cuanto a los beneficiarios de ANSES, el acuerdo incluye descuentos entre el 10% y el 25% "en supermercados, negocios de ropa, iluminación, viajes y turismo, electrodomésticos, línea blanca y materiales para la construcción".

Los créditos para todos los que posean un beneficio de seguridad social se duplicaran en el caso de los jubilados, que podrán endeudarse con créditos de hasta 200.000 pesos, a devolver en 24, 36, 48 o 60 cuotas. Para beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y de Asignaciones Familiares los créditos serán de hasta 12.000 pesos por hijo, en 24 o 36 cuotas.

Una medida peligrosa si se tiene en cuenta que muchos de los créditos fueron utilizados para "afrontar gastos imprevistos, o pagar deudas más caras", según detalla el mismo informe. Es decir, una mayor posibilidad de endeudamiento para afrontar las consecuencias del salvaje ajuste a los sectores más vulnerables.