La familia de Haydee Mabel se encuentra en crisis, luego de que la Administración Nacional de la Seguridad Social no le renovara su pensión no contributiva por discapacidad. La propia ANSES le hizo dar de baja la que ya contemplaba.

Haydee sufre de ataxia, una enfermedad degenerativa que reduce su capacidad motriz y sensitiva. Desde el año 2011, percibía una remuneración a cargo del Ministerio de Desarrollo Social.

Con el encarecimiento de los precios y las tarifas, sumados al costo de medicamentos, la familia decidió solicitar la misma pensión pero a la ANSES, ya que contempla una remuneración algo mayor, como también obra social del PAMI.

En diciembre de 2017, cuando empezó el trámite, desde el organismo estatal le solicitaron que se diera de baja a su antigua pensión (ya que las personas no pueden recibir más de una) y la enfermedad fue corroborada por su propia junta médica. Desde entonces, no perciben un peso.

"A los cinco seis días llego una carta de que estaba aprobada. Y cuando quisimos cobrar en el banco, el dinero no estaba. Cada vez que voy me dicen que el mes que viene, que en quince días, así desde diciembre", aseguró a El Destape Hugo Villa, la pareja de la mujer desde hace ya treinta años.

"Yo no quiero hacerme mala sangre, yo soy jubilado y estoy cobrando una mínima, que es una miseria. Que a esta altura de mi vida me este pasando ésto, irrita, te pone mal emocional y económicamente", agregó.

La familia se encuentra en una situación delicada: el hijo de la pareja, Ezequiel Villa, ayuda económicamente pero el costo de los medicamentos es grande y, para colmo, con el tarifazo a los servicios, el último mes le llegaron $1700 de gas que, ante el retraso en el pago, les fue cortado de la casa.

"Mi mamá está deprimida y desganada, no se merece que le estén haciendo esto", aseguró Alejandro.

Según la abogada de la familia, Elsa Abraham, la ANSES se molestó cuando Hugo envió una carta de urgencia y que cuando va a las oficinas, es eludido: "Además piden que no haya abogados de por medio. Es un situación crítica".

El Destape se comunicó con el organismo, quienes aseguraron que por una cuestión burocrática en la Agencia Única de Discapacidad, la baja apareció recién en mayo de 2018 en el sistema del organismo (no se puede cobrar dos pensiones al mismo tiempo).

Además, se comprometieron a darle especial atención al caso en el Área de Requerimientos para que el trámite se realice lo antes posible. Sin embargo, no pudieron dar detalles de si se les pagará el retroactivo correspondiente a los seis meses que la mujer no recibió ningún tipo de tensión por el error burocrático.