Un reloj atrasado es lo peor que puede pasarle a los impuntuales: al final, llegás más tarde de lo que pensabas a todos lados. Los impuntuales de Europa ahora tendrán una excusa para justificar todas sus llegadas después de hora durante los últimos meses, y la razón es más profunda de lo que parece.

Resulta que, desde hace meses, muchos notaron algo extraño en sus relojes digitales que están conectados a la red eléctrica: ahora, se descubrió que en verdad esos aparatos, a lo largo y ancho del viejo continente, en están retrasados seis minutos a causa del conflicto político entre Serbia y Kosovo.

La red continental de operadores de transmisión eléctrica, ENTSOE, reconoció que la red europea tiene una falta energía desde mediados de enero. Eso, entre otras cosas, provocó un retraso acumulado de seis minutos en los relojes.

Estos relojes pueden ser, por ejemplo, los despertadores digitales, los relojes de los microondas o de algún aparato de la cocina, que funcionan directamente conectados a la electricidad. La explicación es muy sencilla: necesitan de una frecuencia constante de 50 Hz para funcionar, ya que es la medida estándar en Europa, y si es menor, andan más lentos. Ahora, reconocieron que desde principios de este año la frecuencia media ha sido de 49,996 Hz, por lo que se generó un desfase de seis minutos en los relojes de 25 países europeos.

Serbia y Kosovo entran en el juego porque las desviaciones de potencia, de acuerdo al comunicado de ENTSOE, se originaron en áreas de control de esos países. Desde enero, en Kosovo se han perdido 113 GWh, y Serbia se niega a compensarlos.

Misterio resuelto. Aunque los impuntuales se salvaron por las llegadas tarde de estos primeros meses del 2018, ahora sí que se les acabó la excusa.

LEÉ MÁS: EL CONTRAATAQUE DE SPOTIFY A LA PIRATERÍA

En esta nota