Los hoteles no tienen número 13. En los aviones, las filas van del 12 al 14. Muchos edificios se saltean el piso 13. Si en una mesa hay 13 comensales, "uno morirá". Y, si es martes 13, la tradición aconseja: “no te cases ni te embarques”. ¿De dónde viene el mito que rodea a esta fecha y a este número?

La superstición se remonta a miles de años atrás: en la antigüedad se consideraba de mal augurio por ser el siguiente número primo después del 12. También remite a los tiempos bíblicos: en la última cena de Jesús, había 13 comensales, y uno de ellos era un traidor.

Además, Satanás era el ángel número 13 en el Apocalipsis 19:11, y en esa misma sección de la Biblia, el capítulo 13 corresponde al anticristo y a la bestia.

En las leyendas nórdicas y la Cábala, una interpretación mística y alegórica del Antiguo Testamento propia de la tradición judía, se enumeran 13 espíritus malignos. Loki, el hermanastro de Thor, el espíritu del mal, era el decimotercer invitado.

En el Tarot, el 13 hace referencia a la muerte, y cuando las brujas viajan al monte Blockberg, van en grupos de esa cantidad.

Por otro lado, varias fechas históricas aportan a la mística: un martes 13 de abril de 1204 cayó Constantinopla en la Cuarta Cruzada. Desde muchos siglos atrás, el día martes implicaba mala fortuna tanto para griegos como para romanos, ya que se lo vinculaba a los dioses de la guerra y la destrucción, Ares o Marte, respectivamente.

Algunas leyendas indican que también un martes 13 se produjo la mítica confusión de las lenguas en la Torre de Babel.

El martes 13 de octubre de 1307, más de cien caballeros templarios fueron arrestados en Francia por el rey Felipe IV.

Según el escritor español Marcos Rafael Blanco Belmonte, el origen de la superstición en su país se vincula con el martes 13 de junio de 1276, cuando la población de Játiva (actual Valencia) fue tomada por los musulmanes.

El temor a la fecha es tal que incluso algunas personas padecen de trezidavomartiofobia, un miedo irrefrenable a los martes 13, que hace que aquellas personas intenten por todos los medios no salir de sus casas en días como hoy.

LEÉ MÁS: EL SERVICIO DE ATENCIÓN DE TELECENTRO SALIÓ PERDIENDO POR UN TWEET

En esta nota