El clásico asado para las fiestas dejó de ser tan habitual con el Gobierno de Mauricio Macri. La inflación fue tan abrumante en 2018, que los precios de la carne, le pan y las verduras se dispararon por las nubes.

Si comparamos este fin de año con el de 2017, los números son netamente distintos. La lista de precios habla por sí sola:

.El vacío cuesta $ 204,22 ($ 159,76 en diciembre de 2017). La variación porcentual fue del 32,5%

.El asado de tira se encuentra alrededor de los $ 175,03 ($ 135,44 en diciembre de 2017). Esto representó un ascenso del 31,2%.

.La tapa de asado a $ 176,37 ($ 130,07 en diciembre de 2017), lo cual significó una suba del 38%.

.El pollo sale $ 61,82 ($ 40,27 en diciembre de 2017) y registró un incremento del 64,2%.

En línea con estos aumentos, las verduras no se quedaron atrás: el kilo de tomate pasó de los $ 12 a los $ 25, la zanahoria se fue de los $ 8 a los $ 20 y la cebolla, que costaba $ 7 en diciembre de 2017, pasó a costar entre $ 15 y $ 20.

Por último, el precio del kilo de pan fue una de las principales víctimas del proceso inflacionario. La harina subió más de 150%, el kilo de mignon aumentó 81% y el de mignon un 75%.

En esta nota