La crisis de consumo se acentuó en septiembre y en términos interanuales, las ventas cayeron un 15,1% en los shoppings. Además, en los supermercados la baja fue del 7,9%, en la misma comparación, de acuerdo a un informe de Indec.

La caída en la comercialización en ambos sistemas alcanzó tres meses consecutivos de variaciones negativas. La cifra publicada en la Encuesta de centros de compras reflejó la escalada inflacionaria que hizo mella en el poder adquisitivo.

Mientras que el total de venta por parte del conjunto de comercios dedicados a la venta de electrodomésticos y artículos para el hogar, la encuesta del Indec estimó una baja nominal de la facturación de 1,8%, pese a que en los últimos 12 meses el promedio de precios de la economía subió poco más de 39%, lo cual representó un retroceso promedio de 30% en unidades de producto.

Las expectativas en el sector indican que el receso comercial se extenderá hasta el cierre del año, cuando se espera que la desaceleración de la inflación y la baja de las tasas de interés. En particular, se espera un repunte en las franjas de consumos masivos imprescindibles, como alimentos, bebidas y algunos textiles.

LEER MÁS: Alerta en el Gobierno por la escalda del dólar: subió más de un peso y rozó los $ 40

En esta nota