A raíz de la fuerte crisis económica por la que atraviesa el país, la fundación Mercedes Sosa corre peligro. Fabián Matus, hija de la famosa cantante, admitió que por la dura situación actual tuvo que poner a la venta un auto y una propiedad para poder pagar las deudas.

"El plan es achicarse para sostener la fundación Mercedes Sosa. No quiero cerrarla", reveló Matus en diálogo con Clarín. Ubicada en Humberto Primo 378 (San Telmo), la fundación brinda cursos, seminarios, exposiciones y conferencias. El problema que enfrentan es conseguir una habilitación para organizar eventos.

"Nos cuesta que la Agencia Gubernamental de Control nos dé los permisos para llevar adelante, por ejemplo, peñas, que lograrían sostenernos. Tenemos gastos fijos de seguros, iluminación, sonido, personal de seguridad. La habilitación nos facilitaría poder programar actividades fuertes para el verano", explicó el hijo de Sosa.

En esta nota