Por la caída del consumo, corre peligro el cierre de 800 estaciones de servicio. Desde el sector sostuvieron que el momento es “complicado” y hay preocupación por los continuos aumentos.

En declaraciones a radio La Red, el presidente de la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines, Gabriel Bornoroni, aseguró que registraron una caída de ventas del 8% interanual en el inicio de noviembre, por lo cual advirtió que la actividad atraviesa una "situación complicada" y corre peligro de cierre el 16,7% de los surtidores. “De las 4.800 estaciones que hay en el territorio nacional, unas 800 corren actualmente peligro de cierre", alertó el dirigente.

Frente a este panorama, el dirigente aseguró que los expendedores están “muy alertas, pero al mismo tiempo desconcertados” y agregó que en algunas provincias “el 50% del consumo se realiza vía cuenta corriente”.

El empresario indicó además que los aumentos registrados en los últimos días -del 2,5% en YPF y del 7% en el resto de las petroleras "generan inflación y preocupación en la sociedad". Además, aclaró que los estacioneros no pueden rebajar los precios si así lo quisieran, ya que los valores "son fijados por las petroleras".

LEER MÁS: El dólar se mantuvo estable y cerró a $ 36,60

En esta nota