Por el ajuste, el Gobierno recortó hasta en el agua mineral para las reuniones en los ministerios.

Así lo reveló el diario La Nación sobre el nuevo e insólito recorte del macrismo en la Casa Rosada.

"Cuando que llegó Macri a la Casa Rosada se estableció que las gaseosas y los sándwiches debían pagarse. Ahora se dio un paso más: se ofrece a los visitantes un vaso de agua, y no la botella entera de agua mineral", contó el diario.

Hace días, cuando Mauricio Macri diola conferencia de prensa en la que brindó precisiones sobre el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), hizo un chiste sobre este tema.

Al hablar acerca del contexto que atraviesa la Argentina, el mandatario intentó tomar agua pero no tenía ningún vaso ni botella a su alcance.

"Ni agua hay. Tanta austeridad ya que ni agua hay", dijo el presidente ante la mirada del reportero que aguardaba para hacerle su pregunta.

Embed