Pese a que públicamente el "establishment" político y económico habla de mantener relaciones "maduras" con el Fondo Monetario Internacional (FMI), en una encuesta reservada confiesan tener una mala imagen del organismo multilateral de crédito que muchos argentinos señalan como responsable de la crisis del 2001.

Según un sondeo realizado por Ipsos Argentina entre agosto y septiembre de 2017, el 67% de los consultados en nuestro país respondió tener una opinión negativa del Fondo, contra solo el 19% de imagen positiva. Argentina es el país de la región que posee la peor imagen del FMI, en un contexto de fuertes cuestionamientos hacia esa institución.

Brasil, América Central y Bolivia son otros países y subregiones en donde el FMI tiene mala imagen entre periodistas, empresarios y políticos, comúnmente englobados como "líderes de opinión".

En contraposición, los referentes de opinión pública consideraron que organismos como el Banco Mundial (69%) ONU (72%), el BID (83%) y Unicef (92%) tienen un impacto positivo en el país.

En esta nota