Martínez y Arroyo impulsan que los servicios básicos lleguen a más barrios populares

El acta de colaboración contempla trabajar de forma conjunta en la identificación y el diseño de proyectos energéticos para dar respuesta a las necesidades de infraestructura.

29 de junio, 2021 | 20.14

El Secretario de Energía, Darío Martínez, y el Ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, firmaron un acta de colaboración para llegar con energía eléctrica, gas y alumbrado público a más barrios populares a través del Programa Argentina Unida por la Integración de Barrios Populares.

Durante el encuentro, Martínez expresó que “la colaboración que iniciaremos junto al Ministerio de Desarrollo Social logrará mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y ciudadanas". Y agregó: "Todos los argentinos y argentinas tienen derecho a acceder los servicios básicos, sin importar el lugar en el que vivan, por eso seguiremos trabajando bajo el mandato del presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, logrando que la energía llegue a cada rincón de nuestro país”. 

El acta de colaboración contempla que la Secretaría de Energía y el Ministerio de Desarrollo Social trabajen de forma conjunta en la identificación y el diseño de proyectos energéticos para dar respuesta a las necesidades de infraestructura, mejoras en eficiencia energética y seguridad eléctrica de los barrios populares. Al respecto, Arroyo expresó: "Este convenio con la Secretaría de Energía es un salto de calidad en el proceso que venimos llevando adelante, porque posibilitará el mejoramiento de la infraestructura eléctrica en los barrios y el acceso a un servicio básico para miles de familias que hoy viven en condiciones muy difíciles".

Argentina Unida por la Integración de Barrios Populares es un programa dependiente de la cartera de Desarrollo Social que tiene como objetivo principal la elaboración e implementación de proyectos de integración socio urbana para los barrios inscritos en el RENABAP (Registro Nacional de Barrios Populares). Se trata una serie de acciones que tienen como meta principal el acceso a los servicios básicos, la mejora y ampliación del equipamiento social y de la infraestructura, el tratamiento de los espacios públicos, la eliminación de barreras urbanas, la mejora en la accesibilidad a los barrios, la conectividad y el saneamiento.

Todas estas obras deben adjudicarse, en un 25% como mínimo, a las cooperativas de trabajo u otros grupos asociativos de la economía popular integradas, preferentemente, por los vecinos y vecinas de los barrios. La Secretaría de Energía y el Ministerio de Desarrollo Social acordaron el aporte de información relevante para identificar proyectos de obras y servicios de provisión de energía eléctrica y gas necesarios en los barrios populares alcanzados por el programa.
 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►