Nuevo round con alto voltaje entre Perotti y la Legislatura de Santa Fe

Los senadores díscolos del PJ se unieron con Lifschitz para limitar a Sain. Habría veto, que le costaría al gobernador no aprobar el presupuesto 2021. De fondo, afirman que hay investigaciones que manchan a la gestión anterior.

27 de noviembre, 2020 | 08.39

Cuando parecía que el peronismo lograba sostener la mentada unidad en la diversidad que le permitió ganar las elecciones, otra vez comenzaron las diferencias y con un choque de alto voltaje. El grupo de senadores que le permitió a Omar Perotti aprobar sus leyes más importantes se volvió a quebrar, y otra vez fue por la gestión en seguridad. La pelea entre el ministro Marcelo Saín versus el cacique del PJ Armando Traferri tuvo otro capítulo muy fuerte que desató chispazos por todos lados, y que sigue revelando una cuestión de fondo que involucra en la disputa a otras fuerzas. 

Los negocios de Santa María con Clarín y Cambiemos

Otra vez el senador por San Lorenzo, opositor al bonaerense desde el comienzo de la gestión y quien puso a la vicegobernadora Alejandra Rodenas en la fórmula, dio una demostración de poder al aliarse con el Frente Progresista (a quien, según se jacta, le dio gobernabilidad durante sus gestiones con su mayoría en la Cámara Alta) para votarle de forma express dos leyes que lo esquilman. Una pone trabas para el uso de fondos reservados para las investigaciones complejas, y la otra lo obligaría a renunciar al cargo de jefe del Organismo de Investigaciones dependiente del Ministerio Público de la Acusación que ganó por concurso durante la anterior gestión, y del que está licenciado desde que asumió. 

Al mismo tiempo, siguen trabados en la Legislatura tres proyectos de ley que mandó el titular de la cartera de Seguridad para materializar la necesaria reforma de las fuerzas santafesinas que tanto pregona desde que se hizo cargo de la cartera. El PJ solo tiene 7 diputados sobre 50, y si bien en Senadores los peronistas son mayoría, leales al rafaelino solo hay 4 legisladores sobre 19. Además, la intención del Ejecutivo era cerrar el año con el presupuesto 2021 aprobado, para lo cual necesita el apoyo del Frente Progresista y de los senadores díscolos, que este jueves sin embargo dieron una muestra de acercamiento, tras algunas negociaciones, darle media sanción con algunas observaciones. Pero en Diputados será otro cantar.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Todo indica que ambas leyes serán vetadas por el gobernador, aun cuando la moneda de cambio sea el bloqueo del tratamiento de la ley de leyes. "Hay mucho malestar, Omar ya le dijo a Marcelo que las va a vetar y que si es necesario van a reconducir el presupuesto del año pasado", comentó a El Destape una fuente del Ministerio. En 2019, cuando ya habían perdido las elecciones, quienes hoy son oposición le votaron una hoja de ruta que le complicaba la tarea a la gestión entrante. Luego, durante meses le negaron la aprobación de la Ley de Emergencia. Finalmente, cuando la pandemia parecía haber obligado a encontrar la convivencia democrática entre el peronismo y la alianza PS-UCR, todo parece empiojarse de nuevo.

Es que si bien los que pusieron la cara fueron los radicales Pablo Farías y el exministro Maximiliano Pullaro, nadie desconoce que la alianza es dirigida por Miguel Lifschitz, que aprobó la maniobra con su silencio. El objetivo estuvo claro: recortarle poder a Saín, ponerle límites y marcarle la cancha. El mensaje indisimulado a Perotti es que lo debe sacar de encima. El ministro viene siendo cada vez menos sutil para denunciar que las gestiones anteriores habrían tenido complicidades con el hampa y sectores policiales que regentean el delito y se oponen al proceso de reforma que encaró el exdirector de la Escuela Nacional de Inteligencia, que cimenta y profundiza la conducción política de la fuerza como línea directriz. La movida parece haber sido una devolución de gentilezas.

Para colmo, la secretaria de Derechos Humanos Lucila Puyol desempolvó el término "narcosocialismo" acuñado por el camporista Andrés "Cuervo" Larroque en 2012, en el peor momento de la relación entre el gobierno nacional y la gestión del Frente Progresista que en aquel entonces comandaba Antonio Bonfatti. Puyol la utilizó en Twitter para lanzar dardos contra Pullaro y "la derecha conservadora", en alusión al bloque de senadores que responde a Traferri. La respuesta del socialismo, ofendida, no se hizo esperar. "Puyol debe presentarse a la justicia, o analizar dar un paso al costado”, dijo el diputado Joaquín Blanco, quien consideró que los dichos de la funcionaria "son una barbaridad que no vamos a naturalizar".

En los sectores del peronismo leales a Saín creen que hay susceptibilidades compartidas en ambos sectores que hoy le meten zancadillas al ministro más bancado por Perotti. "Hay run run sobre posibles avances judiciales de causas contra la gestión anterior", desliza en off a El Destape un dirigente del justicialismo con conocimiento profundo del tema. "La causa Oldani es muy grosa. Salta mierda para todos lados", especuló la fuente en referencia a la investigación de una supuesta mesa de dinero que operaba el dueño de una agencia de viajes asesinado en febrero en Santa Fe, y que tendría relación con la inyección de dineros ilegales. Nuestro hombre aseguró que todo se estaría manejando bajo un secreto total para que no haya filtraciones, pero las noticias generarían un sacudón político en la provincia.

Se viene un diciembre candente en Santa Fe, y no solo por las altas temperaturas climáticas, sino también por los cruces políticos.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►