Reino Unido prohíbe la entrada de viajeros de Latinoamérica

Quieren evitar la llegada de la cepa brasileña y aumentan las restricciones.

14 de enero, 2021 | 14.50

El gobierno británico prohibirá la entrada de viajeros procedentes de la mayoría de los países de Sudamérica en precaución a la nueva variante de coronavirus detectada en Brasil.

"He tomado la decisión urgente de prohibir las llegadas de Argentina, Brasil, Bolivia, Chile…", adelantó el ministro de Transporte Gran Shapps, en su cuenta de Twitter.

La restricción se extiende incluso a los viajes desde Portugal debido a las "fuertes conexiones con Brasil" del país europeo, aunque quedarán exentos los camioneros "para facilitar el transporte de bienes esenciales hasta Reino Unido", de acuerdo a las declaraciones del ministro.

Los negocios de Santa María con Clarín y Cambiemos

Reino Unido tuvo 1564 muertes en un día

El Reino Unido registró 1.564 nuevas muertes por coronavirus, el mayor balance diario contabilizado en el país desde el inicio de la pandemia, según datos del Ministerio de Salud. País más castigado de Europa por la pandemia, suma así 84.767 personas fallecidas en los 28 días posteriores a haber dado positivo en la prueba de Covid-19, método oficial utilizado para el conteo.

Un total de 89.243 personas tienen sin embargo el coronavirus inscripto en su certificado de defunción, también según datos oficiales. Enfrentado a una ola imparable de contagios desde el descubrimiento en diciembre de una nueva cepa del virus aparentemente mucho más transmisible, todo el Reino Unido se encuentra confinado por tercera vez aunque desde fechas distintas en función de las regiones.

Las restricciones "están empezando a dar algunas muestras de efecto", aseguró con optimismo el primer ministro Boris Johnson en el Parlamento, según reprodujo la agencia de noticias AFP. Tras registrar unos 60.000 nuevos positivos por día durante dos semanas, el número de casos descendió a 47.525 el miércoles.

El Gobierno de Johnson, muy criticado por sus políticas erráticas, centra ahora su estrategia en el confinamiento y en una fuerte aceleración de la campaña de vacunación que fue el primero de los países occidentales en lanzar, el 8 de diciembre.

Desde entonces, se ha inoculado a 2,5 millones de personas con las vacunas desarrolladas por Pfizer/BioNTech y AstraZeneca/Oxford y el Ejecutivo tiene el objetivo de llegar a unos 15 millones, incluyendo a todos los mayores de 70 años y personal sanitario, a mediados de febrero.

"Estaremos operando las 24 horas del día, siete días a la semana, lo antes posible", prometió el primer ministro a los diputados, precisando que "en este momento estamos limitados por el suministro" de vacunas. Johnson no precisó cómo ni dónde se llevará a cabo la vacunación las 24 horas ni quiénes serán sus destinatarios.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►