Kicillof creó una herramienta para regular las tarifas: cuál es y cómo funciona

Será implementada para que las distribuidoras eléctricas sean monitoreados en base a sus inversiones, planes de obras, costos y ganancias. La estrategia para controlar el precio de las tarifas de luz.

28 de enero, 2021 | 18.14

Desde que Axel Kicillof asumió la gobernación bonaerense, una de las primeras medidas que tomó fue la congelar el precio de las tarifas de luz en toda la Provincia. Luego de cuatro años en los que las compañías aumentaron más de un 500% la boleta a sus usuarios y usuarias, tuvieran extraordinarias ganancias y no realizaran los planes de obras previstos, el mandatario dio por finalizada esa situación y no otorgó nuevos aumentos.   

Ahora y a través del boletín oficial, creó el Plan y el Manual de Cuentas de Contabilidad Regulatoria que estará a cargo del Organismo de Control de Energía Eléctrica de la Provincia de Buenos Aires (OCEBA).

El mismo quedó vigente a partir del 1° de enero para todas las distribuidoras provinciales con 5.000 usuarios o más. Actualmente hay 204 empresas, de las cuales 4 son provinciales Edea, Eden, Edesur y Edelap y 200 son distribuidoras municipales. 

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

En el Plan y el Manual de Cuentas de Contabilidad Regulatoria las empresas deberán informar las inversiones planificadas, las ejecutadas, la contabilidad regulatoria de manera trimestral, los costos y gastos de los servicios sujetos a la regulación, y la demanda del servicio de manera permanente y estandarizada. 

De esta forma el gobierno podrá evaluar el desempeño técnico, operativo, de gestión comercial, la administración de bienes y la calidad de las decisiones económico-financieras de cada una de las empresas a la hora de analizar posibles incrementos en las tarifas de luz. 

Así, el OCEBA tendrá información estandarizada y consistente, haciendo posible la comparación del desempeño de las distribuidoras reguladas, contribuyendo a evitar subsidios cruzados entre las distintas actividades, de modo que las tarifas financien solamente los costos necesarios para prestar los servicios regulados. 

A partir de ahora, para cada negociación entre el Estado y las compañías de luz, las cifras y números que manejarán serán las mismas. La igualdad de información fortalecerá el rol del Ejecutivo.  

En diálogo con El Destape, Marcelo Juiz, titular del ente regulador, explicó que la nueva medida  “es un salto de calidad, es una herramienta nueva para poder controlar la eficiencia en la gestión de las empresas”. Previo a la nueva disposición, las compañías “presentaban los balances de forma anual”, señaló el funcionario aunque detalló que cuando asumieron “encontramos muy poco material. Hoy sabemos muy poco de las empresas más grandes y es una herramienta muy importante para cada revisión tarifaria”.

Entre otros aspectos, el nuevo sistema servirá para saber los activos de la compañía, cómo es el régimen de mantenimiento, las unidades constructivas que posee y los planes de obras, entre otros aspectos. “Para fin de año aspiramos a tener un inventario real respecto del estado y la situación de cada una de la empresas de luz en la provincia de Buenos Aires”, afirmó Juiz.

Hasta el momento, “cuando se discutía una tarifa, la empresa venía con una serie de números y el Estado tenía otros, bueno ahora se unifican los datos, y lo que podrá haber, en todo caso, son interpretaciones diferentes o evaluación distintas, pero con los mismos números”, detalló el funcionario y agregó: “Se busca tener transparencia en los números”.

El Manual 

La “contabilidad regulatoria”, nuevo concepto y enfoque que incorpora Kicillof a la gestión estatal, tiene por finalidad “satisfacer los requisitos de información necesarios para cumplir con objetivos regulatorios: sostenibilidad, eficiencia asignativa, eficiencia productiva y equidad”. 

El Plan y Manual de Cuentas Único Regulatorio determina como principales los criterios de valuación y exposición de los conceptos incluidos en los diferentes rubros del activo, pasivo, patrimonio neto, ingresos y gastos, de manera que tanto las Prestadoras como la Autoridad de Aplicación y el OCEBA puedan contar con una herramienta que estipulará criterios uniformes para la registración, valuación y exposición de la información contable y otros datos relevantes a los fines regulatorios.

También contarán con información contable en función a normas claras y predeterminadas, y posibilitará la obtención de datos homogéneos que permitan una adecuada evaluación de las actividades de las Prestadoras en función del marco regulatorio que las rija.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►