Mesa Judicial M: Piden que se cite como testigos a Gils Carbó y De Vedia por las presiones de Pepín a la exprocuradora

Lo solicitó Rodolfo Tailhade, con el acompañamiento de diputados y senadores del Frente de Todos. El fiscal de la Seguridad Social Gabriel Vedia había relatado en los medios que Fabián "Pepín" Rodríguez Simón le dijo en la Casa Rosada que terminaría el ataque contra la entonces procuradora cuando ella renunciase al cargo.

08 de abril, 2021 | 05.00

El diputado Rodolfo Tailhade, con el apoyo de compañeros de banca y senadores del Frente de Todos, realizó una nueva presentación en la causa de la Mesa Judicial Pro por las presiones que ejerció el macrismo contra la entonces procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó. Solicitó que se cite a declarar como testigos y de forma “urgente” a la ex titular del Ministerio Público Fiscal y al fiscal de la Seguridad Social Gabriel De Vedia.

El "hecho nuevo" que provocó esta presentación fue la declaración pública del fiscal De Vedia, quien contó en los medios que mantuvo una reunión en 2017 con Fabián “Pepín” Rodríguez Simón, uno de los principales operadores judiciales de Mauricio Macri. Dio precisiones de esa conversación, que se dio en la Casa Rosada: dijo que Pepín le advirtió que el ataque contra Gils Carbó concluiría cuando ella presentase la renuncia. Y que si la procuradora no dejaba el cargo sería detenida al igual que sus hijas. 

“Es de público conocimiento que el fiscal De Vedia conoce sobre hechos que se investigan en autos y en particular ha explicado en distintos medios periodísticos la participación directa del asesor presidencial de Mauricio Macri, Fabián ‘Pepín’ Rodríguez Simón, en las maniobras desplegadas desde la Mesa Judicial M para atacar, desprestigiar y acusar de delitos a la ex Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó y forzar su renuncia al cargo”, señaló Tailhade en su ampliación de denuncia.

El diputado del FdT indicó que De Vedia relató “cómo Rodríguez Simón le reconoció en una reunión que mantuvieron personalmente, las maniobras que desplegaban desde el entonces gobierno nacional para atacar, desprestigiar y acusar falsamente de delitos a la Dra. Gils Carbó y su familia, con el objetivo de que la funcionaria renunciara a su cargo”.

Según reveló Alejandra Dandan en El Cohete a La Luna y luego De Vedia relató en distintos medios, Rodríguez Simón se reunió con el fiscal de la Seguridad Social en la Casa Rosada. Fue a pedido de De Vedia que logró el encuentro por un vínculo familiar que tiene con Pepín. Allí, el fiscal le preguntó si no se podía terminar la persecución contra la entonces Procuradora General de la Nación. El operador judicial de Macri le respondió: “Si vos me traes la renuncia, la persecución obvio que se acaba”.

Como De Vedia le aclaró que Gils Carbó no iba a renunciar, Rodríguez Simón le advirtió: “Y bueno meteremos presas a las hijas, y a ella”. La reunión fue días antes de que Gils Carbó presentara su renuncia.

A Gils Carbó le armaron una causa judicial por la compra de un edificio de la Procuración General de la Nación para correrla del cargo. En abril de 2017, la entonces procuradora fue imputada por el fiscal Eduardo Taiano. El 12 de octubre de ese año, el juez Julián Ercolini la procesó por administración fraudulenta. Ese día, el editor de Clarín Ricardo Roa publicó el teléfono de una de las hijas de la procuradora en el diario. Entonces vinieron las amenazas. A los pocos días fue la reunión de De Vedia con Pepín y cuatro días más tarde, Gils Carbó dejó el cargo. En su lugar asumió el interino Eduardo Casal quien dictaminó en sintonía con los intereses del macrismo por eso nunca fue reemplazado por Macri. En la actualidad, el oficialismo no tiene los votos para designar a un jefe de los fiscales "efectivo". Por eso Casal -protector del procesado Carlos Stornelli, por ejemplo- continúa en funciones.

“El testimonio, de momento periodístico, del fiscal De Vedia es demoledor en varios sentidos", sostuvo Tailhade. Y enumeró: "Para corroborar la participación directa y esencial de Fabián Rodríguez Simón en el ámbito clandestino que implicaba la Mesa Judicial M; para confirmar que los objetivos de dicho ámbito eran ilegales; para ratificar que algunos medios de comunicación operaban en comunión con la Mesa Judicial” y “para mostrar en particular, de manera prístina, la maniobra extorsiva de la que fue víctima la entonces Procuradora General de la Nación, que incluyó por supuesto el pleno reconocimiento de que la causa penal desde la que se montó la persecución estaba armada”.

Por sus roles en este caso, Tailhade deslizó la posibilidad de denunciar a Ercolini y Taiano: “Si bien no es materia de esta presentación, hacemos expresa reserva de ampliar oportunamente la denuncia para que sean investigados el juez Ercolini y el Fiscal Taiano, responsables judiciales de que el chantaje haya alcanzado el resultado buscado”.

Por todo esto, el diputado solicitó que se cite a declarar a De Vedia y Gils Carbó como testigos. Y lo requirió “con carácter de urgente” por la revelación de la Operación Olivos que hizo El Destape. 

Al relato de De Vedia, se suman los aprietes que también llegaban a la entonces procuradora por parte del entorno de otro operador judicial macrista, Daniel "Tano" Angelici. Tal como publicó este medio, a Angelici se le adjudica haber enviado mensajes a allegados de Gils Carbó a principios de 2016 pidiéndole que se fuera del Ministerio Público Fiscal. 

Los mensajes llegaban a la procuradora a través de un intermediario vinculado a Juan Bautista Mahiques, que era el representante del Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura y tenía fluida relación con el Tano (también está denunciado en la causa de la Mesa Judicial Pro con Angelici). A este cuadro de situación, se agregan las visitas de Angelici a la Quinta de Olivos y la Casa Rosada.

Mensaje político

La solicitud de Tailhade contó con el acompañamiento de diputados y Senadores FdT, quienes hicieron una presentación aparte en la misma causa, lo que le da mayor volumen político.

De acuerdo al escrito que suscribieron los legisladores nacionales, “lo señalado por De Vedia implica el claro reconocimiento por parte de Rodríguez Simón de la existencia de ese ámbito clandestino e ilegal que era la denominada Mesa Judicial M, que conducía el propio presidente de la Nación Ing. Mauricio Macri y desde la cual se digitaban el curso de acción que debían seguir las causas judiciales que se habían iniciado contra dirigentes de la oposición política.”

También consideraron que la Operación Olivos publicada por este medio ratifica “in totum” lo denunciado en la causa de la Mesa Judicial.

Algunos de los senadores y diputados que firmaron el pedido de citación como testigos de De Vedia y Gils Carbó fueron: José Mayans, Martin Doñate, Mariano Recalde; Anabel Fernández Sagasti, María de los Ángeles Sacnun y José Luis Gioja.

La Mesa Judicial

El caso de la Mesa Judicial tramita en los tribunales de Comodoro Py. Uno de los denunciantes de la presentación que originó este expediente en mayo del 2020 fue el actual ministro de Justicia de la Nación, Martín Soria. La investigación está delegada en el fiscal Franco Picardi. La jueza a cargo del proceso es María Eugenia Capuchetti.

De acuerdo a los denunciantes, la “Mesa Judicial” constituyó “una fuerza de tareas ilegal que, al margen de toda institucionalidad, utilizó los recursos de la administración pública para cooptar y disciplinar al Poder Judicial, intentando convertir al sistema penal en una herramienta política”. Soria, Tailhade y Eduardo Valdés sostienen en su denuncia que “el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, la Agencia Federal de Inteligencia y el Ministerio de Seguridad de la Nación, entre otros organismos públicos, fueron utilizados para estas acciones ajenas a sus funciones institucionales”.

¿Quiénes integraron esa mentada mesa de articulación política y judicial, de acuerdo a la denuncia? Mauricio Macri, el exasesor José Torello; el exministro de Justicia, Germán Garavano; el exjefe de la AFI, Gustavo Arribas; Patricia Bullrich, exministra de Seguridad; Pablo Clusellas, ex Secretario de Legal y Técnica; Juan Bautista Mahiques, exrepresentante del Ejecutvo en el Consejero de la Magistratura; Bernardo Saravia Frías, último Procurador General del Tesoro de Macri; y Rodríguez Simón y Angelici, ambos operadores judiciales e integrantes de “la mesa” a pesar de que no tenían cargo formal en el gobierno macrista.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►