Molea es el nuevo presidente del Consejo de la Magistratura, organismo clave para la Reforma Judicial

El organismo que designa y sanciona a los jueces renovó sus autoridades. El oficialismo quedó bien posicionado pero aún no tiene garantizados los números en el Plenario. El desafío de acelerar los concursos y la batalla por los fondos del Poder Judicial.

18 de febrero, 2021 | 12.38

El Consejo de la Magistratura, el órgano que tiene entre sus funciones designar y remover jueces, eligió a sus nuevas autoridades. El académico Diego Molea será su presidente, secundado por el juez Alberto Lugones que hasta ahora ocupaba ese cargo. La estratégica comisión de Disciplina y Acusación será presidida por el juez Ricardo Recondo, del sector más conservador de la política judicial, y la diputada Graciela Caamaño seguirá al frente de la de Selección. En ambas comisiones clave el oficialismo conserva buenos números, que son más finos en el Plenario del Consejo donde alcanzar los dos tercios necesarios para proponer ternas de jueces o destituirlos dependerá de los vaivenes del bloque opositor.

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

Molea es el representante académico dentro del Consejo. Rector de la Universidad de Lomas de Zamora, integra el Consejo desde el 2018 por designio del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN). No desconoce el ámbito, ya que también pasó por el Consejo de la Magistratura bonaerense, fue conjuez de la Corte Suprema de la provincia de Buenos Aires y presidente del Colegio de Abogados de Lomas de Zamora. En lo político es cercano al oficialismo, que seguirá teniendo un aliado a la cabeza de este organismo clave.

El nuevo presidente del Consejo tendrá una batalla clave por los fondos del Poder Judicial, que la Constitución marca que debe manejar el Consejo pero los controla de hecho la Corte Suprema. También el desafío de encarar desde el Consejo cuestiones vinculadas a la Reforma Judicial. Tiene, por ejemplo, que intervenir en el sistema de sorteos de causas en Comodoro Py, donde ya existe una auditoría que revela que puede ser manipulado revelada por El Destape.

“Vamos a tener un diálogo honesto, con nuestras diferencias, porque representamos a distintos estamentos y pensamos distinto”, dijo Molea durante el plenario donde se eligieron las nuevas autoridades. También planteó que van a “a velar por la independencia del Poder Judicial, pero entendiendo que ha habido casos que no han estado a la altura de las circunstancias. No vamos a permitir que se diriman cuestiones políticas en el ámbito judicial. Los jueces que obren con buena conducta van a ser cuidados por este Consejo”.

Durante el último año Molea presidió la comisión de Disciplina y Acusación, que trata las denuncias contra los magistrados. Ahora lo reemplazará el juez Recondo, un histórico de la política judicial y miembro de la lista Bordó de la Asociación de Magistrados, el sector más conservador y revulsivo a cualquier cambio democratizador dentro del Poder Judicial. Hasta ahora Recondo era vicepresidente del Consejo e integra la Cámara en lo Clarín y Comercial que tantos favores ha hecho al grupo comandado por Héctor Magnetto.

Como vice de Recondo estará la senadora del Frente de Todos María Inés Pilatti Vergara y la comisión la integrarán Molea, Lugones, el representante del Poder Ejecutivo Gerónimo Ustarroz, los diputados Vanesa Siley (Frente de Todos) y Pablo Tonelli (PRO), el abogado Carlos Matterson y la senadora radical Silvia Giacoppo.

Con esta conformación, el oficialismo tendrá 5 de 9 integrantes de la comisión de Disciplina y Acusación, suficientes para impulsar un dictamen pero que luego deberá pasar por el Plenario donde aún no cuenta con los dos tercios requeridos.

El camarista Lugones, hasta ahora presidente del Consejo, quedará como vice. En su gestión le tocó hacer frente a la pandemia y a la evidente falta de recursos económicos que tiene el Consejo a contracara de una Corte Suprema rica y con fondos de sobra. También encaró cambios en las capas que durante años ocuparon cargos clave en el Consejo, fue parte de las discusiones en torno a la Reforma Judicial y es uno de los pocos jueces que habla públicamente de las presiones que existieron en los tribunales.

La otra comisión estratégica, la de Selección, seguirá presidida por la diputada Caamaño y la secundará el juez Juan Manuel Culotta, un ex cardenal Newman puesto a dedo por Mauricio Macri en 2017 en el juzgado electoral bonaerense que ahora ocupará el juez Alejo Ramos Padilla luego de ganar (por lejos) el concurso.

En 2019 Caamaño denunció una serie de irregularidades en concursos para elegir jueces y pidió la remoción de José Elorza, responsable de la Comisión de Selección del organismo. Tendrá un rol importante en estos meses, ya que uno de los desafíos del Consejo es acelerar los concursos. Un ejemplo, el que tiene que definir quienes ocuparán los cargos de Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi en la Cámara Federal porteña. La última vez que se concursó un cargo así la designación demoró 10 años. Desde el Gobierno y las autoridades del Consejo esperan resolverlo en 6 meses.

En la comisión de Selección también estarán Molea, Lugones, Recondo, Ustarroz, Siley y Tonelli. Allí también tendrá buenos números el oficialismo, pero la batalla siempre es en el Plenario.

El reacomodamiento se votó por unanimidad, con 12 votos por la ausencia del consejero Mariano Recalde aislado por coronavirus. También incluyó a otras dos comisiones. La de Administración será presidida por el abogado Diego Marías con Siley como vice y la de Reglamentación la comandará la diputada del Frente de Todos con el abogado Matterson de vice.

 

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►