Aprietes del PRO a la Justicia: citan a declarar a la jueza Ana Figueroa por sus dichos sobre presiones

El fiscal Ramiro González le envió una serie de preguntas a la magistrada para que responda por escrito. Y acumuló el caso al de la Mesa Judicial PRO. Se espera que convoque a testimonial a más jueces “apretados”. Figueroa confirmó a El Destape que responderá lo que se le consulta.

28 de mayo, 2020 | 19.24

La jueza federal Ana María Figueroa fue citada a ratificar sus dichos sobre las presiones que recibió durante el macrismo. El fiscal Ramiro González, que tiene delegada la causa, le envió este jueves un pliego de preguntas a la camarista para despejar dudas sobre qué funcionario de Cambiemos la visitó en su despacho y qué tipo de presiones sufrió. El apuntado es el actual Fiscal General porteño y exconsejero de la magistratura, Juan Bautista Mahiques. En el mismo dictamen que rubricó este 28 de mayo, el fiscal acumuló el caso de Figueroa con el de la Mesa Judicial PRO por lo que se espera que en el marco de este expediente convoque a prestar testimonial a más jueces “apretados” por el macrismo.

El peor Call Center del mundo

Consultada por este medio, la camarista Figueroa aseguró: “Por supuesto que voy a responder por oficio las preguntas que se me hacen”. Como presidenta de la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal podrá responder por escrito. 

En su dictamen, el fiscal González desplegó una serie de interrogantes que pretende que la jueza responda, a partir de las declaraciones que realizó en una entrevista con el periodista Mariano Martin en el programa Toma y Daca (AM 750). Entre ellos, se destacan:

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

  •  Que “diga si recibió alguna presión para resolver en algún sentido en particular en alguna causa entre los años 2015 y 2019”. “En caso afirmativo, para que diga en qué consistió la presión que sufrió”.
  • Que “diga cuál era la medida, decisión, resolución o concesión que debía efectuar”.
  • Que precise “en qué o en cuáles causas recibió esas presiones”. Y “en qué lugar y en qué circunstancias tuvo o tuvieron ocasión”.
  • También la consulta por “quién o quiénes efectuaron las presiones y en el caso de que sea en más de una oportunidad que precise cada una de ellas”.

En diálogo con el periodista Mariano Martin, la jueza había asegurado haber “aguantado” durante el macrismo presiones de funcionarios. Por ejemplo, dijo que representantes del “poder político de turno” ingresaron a su despacho a preguntarle cuánto iba a demorar en sacar un fallo, y que esa visita no fue “protocolar”. Dio a entender que quien la visitó fue el entonces subsecretario de justicia y consejero de la magistratura, Juan Bautista Mahiques. La causa sobre la que giraba el interés de la Casa Rosada habría sido la del Memorándum con Irán. Los dichos de la camarista fueron retomados por la actual vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, quien directamente mencionó a Mahiques, algo que Figureoa no había explicitado.

Ante estas circunstancias, Mahiques respondió con un tuit: “Me gustaría que la jueza Ana María Figueroa aclarase que jamás acudí a su despacho, y que no existió el intercambio que se insinuó hoy en @tomaydacaradio. Lamento que se falte a la verdad en un contexto como el que estamos viviendo”. Si la jueza confirma que fue visitada por Mahiques, la situación podría del actual Fiscal General porteño podría complicarse. 

El caso Figueroa no es el único que analizará el fiscal. En el mismo dictamen, González acumuló la denuncia que había realizado el diputado Martín Soria por lo dichos de Figueroa con la que hizo un grupo de diputados y senadores del Frente de Todos contra la Mesa Judicial PRO.

La Mesa judicial PRO, en la mira

“Cabe mencionar que a los hechos que vienen siendo investigando en autos, se le suman una serie de presentaciones que dan cuentan de nuevos comportamientos que merecen ser analizados”, escribió el fiscal. La referencia es a la causa 2416/20 que se abrió con la denuncia de los legisladores nacionales del Frente de Todos y apunta a la Mesa Judicial del macrismo.

Un grupo de diputados y senadores del FdT, encabezados por el jefe de la bancada de Senadores, José Mayans, apuntaron contra las presiones e interferencias del gobierno de Macri en el Poder Judicial para direccionar investigaciones  que le eran de su interés. “Se hace saber que la maniobra fue planificada, dirigida y ejecutada desde una denominada ‘Mesa Judicial’, integrada por el ex Presidente de la Nación, Mauricio Macri, funcionarios de su gobierno y operadores judiciales, entre los que señalan al Dr. Germán Garavano, Dr. Juan Bautista Mahiques, Escribano Gustavo Arribas, Dr. José Torello, Dr. Pablo Clusellas, Dr. Bernardo Saravia Frías, Dr. Fabián Rodrígue Simón y Dr. Daniel Angelici”, escribió González en su dictamen.

En la mentada presentación se sumó el informe del Relator Especial para la Independencia de Magistrados y Abogados de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en el que se describió un presunto “plan sistemático direccionado desde el poder político para disciplinar jueces y obtener pronunciamientos judiciales”.

En su escrito que firmó este jueves, fiscal hizo un racconto de los distintos casos que se referenciaron en la denuncia, que constó de dos presentaciones ya que fue ampliada luego de que varios funcionarios judiciales dieran cuenta de las presiones que sufrieron durante el gobierno de Cambiemos. Las fuentes judiciales consultadas aseguraron a El Destape que es muy posible que Figueroa sea la primera de una lista más extensa de jueces que serán citados a declarar.

Los otros casos

La denuncia contra la Mesa Judicial sumó los testimonios de distintos magistrados que revelaron aprietes durante el macrismo. El juez de la sala VI de la Cámara del Trabajo, Luis Raffaghelli, dijo en la AM750 que existió “una presión muy ostensible sobre la Cámara del Trabajo en el gobierno anterior y que aquel fuero 'no fue ajeno a las cuestiones que denunció la jueza Figueroa'”.

Según el relato de Raffaghelli, la intimidación llegó de parte de funcionarios del Gobierno “mediante la sistemática denuncia ante el Consejo de la Magistratura”. Es que tal como relató este medio en los últimos años, el consejo fue uno de los brazos ejecutores de la presión sobre los jueces que no fallaron de acuerdo a los intereses del macrismo mientras fue Gobierno.

Raffaghelli mencionó las presiones que sufrieron él y sus colegas del fuero laboral tras la reincorporación de trabajadores en la ex AFSCA, o luego de un fallo a favor del gremio bancario que el Gobierno no quiso homologar.  Además, recordó que el ex ministro de Trabajo, Jorge Triaca, “visitó" a los camaristas "con una delegación de máximo nivel de su Gabinete” para “proponernos y consensuar nuestra doctrina, nuestros fallos”. Y remarcó que “hubo muchos episodios en los que se reiteraron esas formas para presionar debido a que lo que buscaban era disciplinar”.

El camarista laboral estuvo denunciado en el Consejo de la Magistratura. El instructor de su expediente fue Mahiques, el hombre al que apuntó la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner tras la declaración radial de la jueza Figueroa.

Raffaghelli no fue el único juez laboral presionado por el macrismo. Lo mismo sucedió con Diana Cañal, Mirta Gonzalez Burbridge, Enrique Arias Gibert y Graciela Marino

Otro de los casos mencionados en la denuncia contra la Mesa Judicial es el de la jueza federal de San Martín, Martina Forns, quien reveló: “En mi caso el operador de Garavano fue Esteban Conte Grand, que se desempeñó como jefe de Gabinete de la cartera de Justicia”, pero aclaró que “había numerosos operadores y era verdad lo de la Mesa Judicial del macrismo”. Ella fue perseguida por fallar a favor de un amparo contra el tarifazo PRO  y también sufrió una denuncia en el Consejo de la Magistratura. De acuerdo a los denunciantes, Graciela Ocaña participó activamente de ella y fue, “por supuesto, ejecutada por Mahiques”.

Otro testimonio que se recogió en la acusación y el fiscal considera necesario investigar es el del exsenador de Cambiemos, Federico Pinedo, quien afirmó en diálogo con Futurock: “Muchas veces se le dice a un juez 'cuidado con lo que va a hacer con esto’” porque “puede hacer quebrar a la Argentina, téngalo en cuenta”. Y se justificó al asegurar que “así funcionan los poderes”, es algo “totalmente común, institucional, conocido, público”.

“Por otra parte, a la denuncia se le sumaron las declaraciones efectuadas por Mario Cimadevilla el pasado 12 de mayo del 2020. En dicha ocasión, Cimadevilla habría acusado al gobierno de Mauricio Macri, y puntualmente al ex ministro de Justicia Germán Garavano de ‘presionar y hostigar’ a jueces y otros funcionarios”, escribió el fiscal González en su dictamen. Se trata del extitular de la UFI AMIA, quien aseguró que pudo “comprobar en persona que el gobierno de Macri, a través del ministro de Justicia Germán Garavano, pretendió que los jueces no actuaran de acuerdo a la ley sino a los deseos de ese gobierno y eso es, lisa y llanamente, una presión”.

En el dictamen también se hace referencia a las palabras del juez de la Cámara Federal de Casación Penal, Alejandro Slokar, quien dijo a El Destape Radio que durante el macrismo “existió persecución ideológica y hubo un intento de disciplinamiento de muchos jueces”.

Muchos de estos magistrados podrían ser citados a prestar testimonial, tal como sucede con la camarista Figueroa.


 

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►