Aprobaron bicicletas pagas, estacionamiento medido y grúas en toda la Ciudad

El sistema EcoBici será pago para usos recreativos y se ampliará el acarreo a toda la Ciudad, que hoy funciona con concesión vencida hace 20 años. El estacionamiento medido quedará en manos del Gobierno.

19 de noviembre, 2020 | 16.09

Con votos 37 a favor, 20 negativos y 2 abstenciones la Legislatura aprobó el arancelamiento del sistema de bicicletas públicas durante el fin de semana para fines recreativos. En tanto, con 37 afirmativos, 22 negativos y 1 abstención también le dieron el visto bueno a la extensión del estacionamiento medido y acarreo a toda la Ciudad de Buenos Aires. Las iniciativas no fueron acompañadas por el Frente de Todos, cuyos diputados criticaron los proyectos en el recinto virtual. Desde Cambiemos argumentaron que es necesario generar recaudación para ampliar la red de ciclovías y que los parquímetros y grúas permitirán un ordenamiento del tránsito en la Capital Federal.

Los negocios de Santa María con Clarín y Cambiemos

Sobre este último punto, uno de los cambios importantes es que los “cospeles” pasarán a ser 100% digitales y estarán a cargo del Gobierno. Hasta ahora estaban en manos de dos empresas (Dakota-STO y BRD-SEC) con concesiones vencidas hace 20 años pero que, pese a las irregularidades, tendrán la oportunidad de presentarse a licitación para seguir con el negocio de levantar autos. Sólo en 2019, con una tarifa de $1.800, recaudaron más de $250 millones bajo este concepto y le dieron poco más de un millón al Estado en concepto de canon.

Respecto a las bicicletas, desde el oficialismo destacaron que es el único sistema gratuito de la región hace diez años y que el objetivo es mejorar la red para ampliar no sólo la cantidad de ciclovías sino articular la Capital Federal con ciertas zonas del AMBA y llevar el servicio al sur de la Ciudad, donde es más deficiente. La ley propone un arancel para los usos recreativos, dejando exentos a los trabajadores y mantiene la gratuidad de su uso, por 30 minutos, durante la semana.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Bicis pagas

La legisladora Cristina García, de Vamos Juntos, aseguró que el proyecto para arancelar las bicicletas “promueve y expande las formas de movilidad sustentable” y recordó que “la Organización Mundial de la Salud recomienda el uso de las bicicletas para moverse por las grandes urbes”. Según los datos oficiales, actualmente hay 267 kilómetros de red de Ciclovías y Bicisendas en la Ciudad y los viajes en bicicleta pasaron del 0,4% en 2009 al 4% en la actualidad, unos 300 mil, y el objetivo para fines de 2023 es alcanzar el millón diario. “Para acompañar este incremento y promover que más vecinos se animen a pedalear para ir a trabajar, estamos impulsando este proyecto que nos va a permitir generar más infraestructura y desarrollar el sistema público de bicicletas”, dijo en su momento el jefe de Gabinete, Felipe Miguel. “Hoy queremos mantener esa gratuidad garantizando y priorizando el acceso de quienes más lo necesitan. Con esta nueva ley estamos generando nuevas formas de financiamiento para acelerar el crecimiento de la bici en la Ciudad”, señaló Juan José Méndez, secretario de Transporte y Obras Públicas de la Ciudad de Buenos Aires.

Uno de los puntos será la exención del pago para los trabajadores y trabajadoras que utilicen el servicio durante el fin de semana. Marcelo Guouman, de UCR Evolución, aseguró que “el sistema ha sido creciente en número de estaciones y también sustentable. La continua demanda por parte de los habitantes y turistas torna necesaria una actualización del sistema” y sostuvo que la iniciativa apunta a mejorar la red de ciclovías y bicisendas “al tiempo que atraemos nuevos usuarios”. Según entendió, el pago para el uso recreativo “se complementa con el sentido estratégico de darle sustentabilidad al sistema”.

Lejos de esta postura, el diputado del Frente de Todos, Juan Valdés, refutó que “las promesas no se han cumplido” porque “de las 4.000 bicicletas prometidas en la aplicación figuran 1.000 y operativas hay 500. Además, de las 400 estaciones prometidas, solamente hay 100. Es una odisea encontrar una estación que tenga bicicletas”. A esto, agregó que “se calcula que tiene que haber 10 bicicletas por estación y no creo que haya una sola estación en la CABA que las tenga”.

Así, dijo: “La Ciudad redujo en un 50% la cantidad de estaciones disponibles. No conforme con estos malos resultados, tienen previsto permitir el arancelamiento". Y sumó: "Creemos que al usuario le transfieren todas las obligaciones, pero no se le dan ninguno de los derechos. Es tiempo de declararlo servicio público porque no puede haber tributación sin participación. Este aumento de tarifas tendría que estar regulado por el ente de servicios públicos donde los usuarios tienen representación, se tendría que haber llamado a audiencia pública”.

De este modo, entendió que “se crea un espacio de recaudación” también con la aparición de guarderías y estacionamientos de bicicletas pagos para los usuarios. “En materia de seguridad, nos plantea dudas porque no se han tomado en cuenta las voces de peatones, ciclistas y conductores de autos. Esto seguramente se hubiera resuelto con diálogo”, apuntó. “Estamos ante una oportunidad perdida porque en pandemia todas las ciudades han repensado su sistema de movilidad. Estamos celebrando que el incremento de la infraestructura disponible en pandemia fueron 17 km, pero en Santiago de Chile se construyeron más de 50 km y en Rosario creció 38 km (en el mismo período)", señaló.

Para cerrar el debate, García recordó que "hace más de 10 años Ecobici es el sistema gratuito" de la región y mencionó otros que son pagos, como Rosario o Escobar. Sobre la extensión de las ciclovías, aseguró que es imposible comparar a Santiago de Chile con la Ciudad de Buenos Aires porque la extensión es diferente y la cantidad de habitantes también. Por lo tanto, cuestionó los datos arrojados por el Frente de Todos, a quienes les pidió que "investiguen más", en referencia al discurso de Valdés, quien le aclaró que "se está reduciendo el servicio y se aplica un arancel" en el peor momento para hacerlo.

Acarreo y estacionamiento medido

“El año pasado ocuparon el segundo lugar en el ránking de las infracciones más comunes en CABA lo cual nos obliga a repensar administrar el espacio público”, dijo Cristina García al argumentar el proyecto. Según datos oficiales que el Gobierno brindó a El Destape, la Ciudad recaudó $941.022.758 en concepto de multas por mal estacionamiento en todo 2019. La iniciativa propone que el pago sea 100% digital mediante Whatsapp o una aplicación con la posibilidad de la “compra de horas” en comercios para quienes no tienen teléfonos inteligentes.

Sobre el acarreo, apuntó que el objetivo es resolver los “problemas de convivencia” sobre todo en “zonas residenciales que necesitan un mayor ordenamiento” dado que algunos vehículos mal estacionados “generan una dificultad enorme porque entorpecen el tránsito e imposibilitan que el transporte público se acerque a la parada o una persona con movilidad reducida” pueda cruzar la calle sin inconvenientes.

“La mejor manera de resolver esto es que el sistema esté al servicio de los vecinos y vecinas con una respuesta inmediata”, agregó. Los vecinos podrán, mediante el Whatsapp o la app, pedir que remuevan autos. Además, “los residentes no pagarán en un radio de 300 metros a su domicilio, así se desincentiva el estacionamiento prolongado de visitantes lo que hace que tengan más opciones de estacionar”, sostuvo.

“En esta nueva etapa los vecinos serán quienes prioricen la operación de las grúas en situaciones que afecten la convivencia vial —como bloqueos de rampas y cocheras— y los residentes seguirán estacionando en forma gratuita. Queremos darle a la ciudad de Buenos Aires un sistema de estacionamiento moderno, que tenga en cuenta la problemática de cada barrio y se adapte a los tiempos actuales eliminando los parquímetros y los cospeles”, explicó Méndez.

El cambio central es, además, que el estacionamiento medido pasará de cuatro mil espacios a ochenta mil en todo el territorio porteño pero bajo la órbita del Estado, no de un privado. El acarreo, en tanto, pasará de estar en manos de dos empresas a tres y llegará a toda la Ciudad mediante una licitación.

Como contó El Destape, sólo en 2019 las compañías ganaron $693.000 diarios sólo en llevarse autos. O sea, $21.483.000 al mes, si el mes del que hablamos tiene 31 días. O $252.945.000 al año, si no es bisiesto.  Este año se levantan alrededor de 270 vehículos por día. La diferencia es que el acarreo ya no cuesta $1.800 sino $3.000, por lo que la ganancia por jornada aumentó a $810.000.

Sobre la iniciativa de Cambiemos, Claudia Neira, del Frente de Todos, cuestionó que se trata de “la continuidad de la misma política de estacionamiento medido que se plasma en un sistema de acarreo que sigue teniendo un objetivo meramente recaudatorio”. Además, cuestionó que no hubo una planificación acorde hecha en base a un estudio real de oferta y demanda de espacios para dejar el auto. No es lo mismo el centro que un lugar más alejado. “Existe para los residentes una misma norma (de no pagar a 300 metros de su domicilio) como si todos los barrios fueran la misma cosa”.

Además, recordó que junto a otro diputado pidieron dejar en claro “que el acarreo no proceda cuando el auto estacionado se encuentre en un lugar previsto por el parquímetro porque no estorba y debe tener una multa pero no está para eso el acarreo”. Y agregó que “si realmente la idea es que el acarreo sea para casos de fuerza mayor, deberían contemplar este planteo: que sea multa para lugares parquimetrados y acarreo para los que requieren una medida como tal”.

Su compañero de bancada, Santiago Roberto, le dijo a El Destape que “el gobierno porteño solo piensa en recaudar y en medio de la crisis económica le sigue metiendo la mano en el bolsillo a las y los vecinos. Ahora ampliarán el estacionamiento medido a todos los barrios. La mayoría de los y las porteñas no están de acuerdo con esta ley. Pero Larreta se niega a escuchar la opinión de la gente, por eso el oficialismo no le dio tratamiento al proyecto que presenté este año para que sean las y los vecinos quienes decidan mediante un referéndum si están de acuerdo con la ampliación del estacionamiento tarifado a toda la ciudad”.

Desde el PTS Frente de Izquierda, Alejandrina Barry recordó a Bombita Rodríguez, de la película Relatos Salvajes y aseguró que “la realidad supera a la ficción porque con esta ley se pondrá en marcha una que amplía de 4.000 a 85.000 los espacios tarifados, 21 veces más calles para cobrar estacionamiento, transformar a la CABA en un espacio de estacionamiento al aire libre, con un fin recaudatorio” el cual vinculó a un “tarifazo del conjunto de la Ciudad” que incluye el aumento del subte y los peajes.

“Se ve, una vez más, un negocio redondo, un robo a mano armada. Este proyecto no ordena el tránsito, sólo el balance recaudatorio del Gobierno y de las empresas. Sólo dos empresas manejan el servicio de acarreo y tienen la concesión desde 1990 y operan sin control desde 2001, prorrogándoles su contrato. En esta ley se les garantiza impunidad, porque se hace borrón y cuenta nueva, no se las va a investigar y pueden ser parte de la licitación”.

Para cerrar esta cuestión, García dijo que "el acarreo es importante para garantizar la alternancia del espacio" aunque se trate de un sector con parquímetro, como propuso Neira. "La solución no son los recursos de amparo, creemos que la única manera de que estas empresas (Dakota-STO y BRD-SEC), si pueden presentarse en una nueva licitación, necesitamos que tengan una operatoria del Siglo XXI" con un nuevo contrato. "Estoy convencida que necesitamos un ordenamiento vial" en los distintos barrios de la Ciudad.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►