La Corte Suprema dejó a Bruglia y Bertuzzi con un pie afuera de la Cámara Federal porteña

Los supremos resolvieron tener presente “para el momento final de la causa” el pedido de “urgente intervención” que habían planteado los dos jueces que Macri puso a dedo en el estratégico tribunal de Comodoro Py. Se espera que el Senado rechace sus pliegos este miércoles, por lo que deberían volver a su tribunal de origen. Las resistencias que asoman.

15 de septiembre, 2020 | 17.01

La Corte Suprema de Justicia dejó pasar con "elegancia" el pedido de "urgente intervención" que realizaron Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, los dos jueces que el entonces presidente Mauricio Macri puso a dedo en la estratégica Cámara Federal porteña, la instancia revisora de todo lo que sucede en Comodoro Py. En la reunión habitual de todos los martes, los supremos tocaron el tema pero solamente para disponer que se tenga presente el requerimiento “para el momento de la resolución final en la causa”. Es decir, no abordaron el salto de instancia como pretendían los magistrados. El pedido “urgente” de Bruglia y Bertuzzi fue porque mañana se espera que el Senado, en una sesión especial que se convocó ayer, rechace sus pliegos, lo que los obligará a volver a sus cargos de origen. 

Impuesto a las Grandes Fortunas

“A la presentación digital de los doctores Bertuzzi y Bruglia del 14 de septiembre del 2020, téngase presente para el momento de la resolución final de la causa por esta Corte, de acuerdo a la vía que este tribunal oportunamente determine”, dice la providencia que emitió el Alto Tribunal este martes. 

Este lunes, la presidenta del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, convocó a una sesión especial para el miércoles. En el temario se incluyó los casos de Bruglia y Bertuzzi. Esto motivó que ayer mismo, los dos jueces apelaran con urgencia a la Corte a través de un per saltum extraordinario en pos de lograr un recurso que evite que se los corra del cargo. No lo obtuvieron. 

Tal como se prevé, el Frente de Todos que tiene mayoría en la Cámara Alta, no le dará el acuerdo que necesitan Bruglia y Bertuzzi para mantenerse como camaristas luego de que ambos no concurrieran a la audiencia pública que se realizó en la comisión de Acuerdos, el pasado 4 de septiembre. Esto los obligará a volver a sus tribunales de origen.  

Escenarios

La decisión de la Corte deja a Bruglia y Bertuzzi con un pie afuera de Comodoro Py. No obstante, el interrogante que se abre es qué sucede si el Senado vota rechazar sus pliegos y se les ordena a los dos jueces regresar a sus puestos de origen pero ambos desconocen esa decisión. Estarían forzando, nuevamente, un conflicto de poderes. 

Los medios hegemónicos como Clarín e Infobae interpretaron el fallo cortesano como un “mensaje al Gobierno”. Por ejemplo, el matutino porteño sostuvo que “la Corte Suprema decidió que resolverá sobre los jueces que quiere correr Cristina Kirchner”. Una invitación a que Bruglia y Bertuzzi se queden en el cargo.

“Desde el minuto cero se sabía que la vía del Per Saltum no era la adecuada. Eso iba a significar que la Corte se metiese en un proceso que hoy está en cabeza de otro poder. Se infló tanto y metieron tanta presión que parecía que el Per Saltum se iba a aceptar”, indicaron desde una de las vocalías cortesanas a este medio.

Todo indica que Bruglia y Bertuzzi buscarán llegar a la Corte a través de un recurso extraordinario, luego de que la Cámara en los Contencioso Administrativo resuelva su planteo. Pero el Tribunal Supremo no tiene plazos para resolver esos recursos por lo que todo estará atado a si los dos jueces logran que una mayoría en la Corte respalde su posición, algo que hoy no está para nada claro que vaya a suceder.  

Desde el Consejo de la Magistratura aseguraron a El Destape que si los dos magistrados desoyen la voz del Senado, el Ejecutivo y el propio consejo sin un respaldo judicial, se podría pedir su juicio político o presentarse una denuncia penal en su contra. En la actualidad no estarían los votos para avanzar con la primera de las medidas mencionadas. 

La decisión del Senado

El disparador del per saltum extraorinario que presentaron Bruglia y Bertuzzi fue que este lunes la presidenta del Senado convocó a una sesión especial para el miércoles a las 14 y en el temario figuró el abordaje de sus pliegos. También se tratará el pliego de Germán Castelli, quien fue trasladado de forma irregular al TOF 7 y no concurrió a la audiencia pública como sí lo hicieron otros siete magistrados cuyos pliegos se están analizando. Si en el recinto se confirma lo que dictaminó la comisión de Acuerdos, Bruglia, Bertuzzi y Castelli deberán volver a sus tribunales de origen.  

“Cumplidos los procedimientos legales, habiendo remitido los pliegos el Poder Ejecutivo, convocada la Audiencia de modo reglamentario en la Comisión de Acuerdos del Senado de la Nación y verificando que dichos magistrados no acataron lo establecido por la Constitución Nacional, la Comisión de Acuerdos presidida por la Senadora Anabel Fernández Sagasti firmó el rechazo a sus traslados”, comunicó el bloque del Frente de Todos, el viernes 4 de septiembre. 

Los pliegos de estos diez jueces llegaron a la Cámara Alta luego de que en el Consejo de la Magistratura se analizaran los movimientos de magistrados del último tiempo. Tras estudiar decenas de casos, se llegó a la conclusión de que hubo diez traslados irregulares y que para legitimarse debían tener el acuerdo del Senado, tal como lo establece la Constitución  Nacional. Así que se giraron los casos al Poder Ejecutivo y este los reenvió al Congreso. Aquellos jueces que no obtengan el acuerdo deben volver a su cargo de origen.  

“Al no haberse presentado en la audiencia pública se rechaza el dictamen solicitado por el Poder Ejecutivo y en consecuencia deberían dejar de estar en la función en que están hoy”, explicó una fuente del Consejo de la Magistratura sobre Bruglia, Bertuzzi y Castelli. “Si no se modifica la decisión del Poder Ejecutivo, el Senado y el Consejo de la Magistratura, ellos debieran entregar el cargo y volver a su tribunal anterior”, agregó. La mención de los poderes involucrados y del Consejo de la Magistratura no es azarosa: según varios integrantes del Poder Judicial consultados para esta nota, Bruglia y Bertuzzi están impulsando un conflicto de poderes.  

A contramano de Bruglia, Bertuzzi y Castelli hubo siete jueces cuyos traslados fueron irregulares que sí participaron de la audiencia pública del 4 de septiembre en la comisión de Acuerdos del Senado. Es que si se aprueban sus pliegos en la Cámara Alta quedarán legitimados para ejercer la función donde están hoy. Uno de los presentes fue el camarista Eduardo Farah, quien describió que el pedido de su traslado fue por las presiones que sufrió tras fallar en contra de los intereses del gobierno macrista en el caso de los empresarios Cristóbal López y Fabián De Sousa. Su cargo en la instancia revisora de Comodoro Py fue ocupado por Bertuzzi. 

La particularidad del caso de Farah es que si el Senado rechaza su pliego el lugar al que tendrá que volver es ni más ni menos que la Cámara Federal porteña.

Emblemas del Lawfare

Bruglia y Bertuzzi son considerados dos jueces del Lawfare. Ambos llegaron a la Cámara Federal porteña por decisión de Macri. Desde su lugar en ese tribunal con asiento en Comodoro Py, ambos (al igual que Martín Irurzun) legitimaron todo lo realizado por Claudio Bonadío. Los dos revisaron la causa de las fotocopias de los Cuadernos. El primero, por ejemplo, también intervino en el caso de la Obra Pública, en la que se involucró a CFK. En el debate oral de ese caso, el 2 de diciembre pasado, Cristina dio un fuerte alegato de impacto político y mediático. En una ponencia de más de 3 horas y media cuestionó con dureza la acusación en su contra y atribuyó su situación judicial a la persecución judicial.

Bertuzzi, por su parte, fue el presidente del tribunal que envió al exvicepresidente de la Nación, Amado Boudou, a la cárcel. Según Boudou, su llegada a la Cámara Federal porteña fue el premio que el macrismo le dio por haber resuelto su detención.

En el marco de esta tensión entre poderes forzada por Bruglia y Bertuzzi, el embajador de los Estados Unidos, Edward Prado, dijo en una conferencia que organizó el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires a fines de agosto que “atacar a un juez es atacar a todo el sistema judicial”. No dio nombres. Pero no dejar de ser una frase curiosa: cuando el macrismo persiguió a magistrados con pedidos de juicio político, el representante estadounidense en la Argentina se llamó a silencio. Nada dijo, por ejemplo, del jury que impulsó Macri contra el juez de Dolores que instruye el D’Alessiogate, Alejo Ramos Padilla. Mucho menos de los que se pidieron contra jueces laborales, tal como publicó este medio en su momento y hoy se conocen con mayor detalle en la causa conocida como Mesa Judicial PRO.

Una de las últimas intervenciones de Bruglia en la Cámara Federal  fue declarar nulo el procesamiento de los exministros macristas Guillermo Dietrich, Nicolás Dujovne y Javier Iguacel en el caso de los peajes y las autopistas vinculadas al Grupo Macri. Junto a Irurzun, revocó la decisión que había tomado Rodolfo Canicoba Corral (ahora jubilado) porque consideró que se le ocultó pruebas a los imputados. Un fallo muy particular para alguien que nunca revocó en los años macristas un procesamiento importante de Bonadío, paradigma del Lawfare y a quien muchos colegas apodaban “embajada” porque en su juzgado de Comodoro Py no aplicaba la ley argentina.

El viernes pasado, la vicepresidenta se hizo eco de aquel fallo y tuiteó: “AYER se comprobó que a Bruglia y Bertuzzi los quieren mantener ilegalmente en la Cámara Federal para garantizar la impunidad de Macri y sus funcionarios. Uno de ellos anuló el procesamiento de Dietrich, Iguacel y Dujovne, por la estafa de las autopistas de más de USD600 millones”.

“En sus tapas, Clarín te dice que queremos separar a Bruglia y Bertuzzi porque me investigan a mí. Como dijo Néstor: Clarín miente…. Todas las causas que me armaron ya pasaron la etapa de instrucción”, agregó. De más está decir que este lunes tras conocerse que se tratarán los casos de Bruglia y Bertuzzi en el Senado el miércoles, el matutino porteño definió a estos dos magistrados como quienes “investigaron a Cristina”. “¿Se dan cuenta que han convertido al Poder Judicial en un instrumento para atacar al peronismo y a los gobiernos populares y darle impunidad a los poderosos que siempre manejan los hilos de la economía y la comunicación en nuestro país?”, cerró la vicepresidenta. 

Todo indica que tras la “gambeta” de la Corte, el conflicto por la estadía irregular de Bruglia y Bertuzzi en Comodoro Py se acentuará.

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►