Freiler denunció penalmente a dos exconsejeros y pidió la nulidad del traslado de Bruglia

El excamarista apuntó contra Luis Cabral y Miguel Piedecasas a raíz “de las gravísimas irregularidades en las que incurrieron” cuando impusieron en el Consejo de la Magistratura la subrogancia de Bruglia en la Cámara Federal porteña. 

14 de octubre, 2020 | 18.32

El excamarista federal Eduardo Freiler denunció penalmente a dos exconsejeros de la magistratura por definir de forma irregular el traslado de Leopoldo Bruglia a la Cámara Federal porteña, en 2016. La presentación se produjo mientras se espera una definición de la Corte Suprema sobre la estadía de Bruglia y Pablo Bertuzzi en el tribunal que revisa todo lo que hacen los doce juzgados de Comodoro Py.  

Los negocios de Santa María con Clarín y Cambiemos

Freiler denunció penalmente a los exconsejeros Luis Cabral y Miguel Piedecasas por “la comisión de delitos de acción pública” a raíz “de las gravísimas irregularidades en las que -deliberadamente y a sabiendas de violar las normativas pertinentes- incurrieron” durante “el proceso mediante el que se designó al Dr. Leopoldo Oscar Bruglia subrogante en la Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal”. Les achaca los delitos de abuso de autoridad, violación de los deberes de funcionario público, nombramientos ilegales y falsedad ideológica.

“Concretamente: se aprobó la designación del Dr. Bruglia sin contar con los votos que la normativa requiere para ello. Esto es, lisa y llanamente, designar de manera ilegítima a un Juez de la Nación”, señaló Freiler. “Y, lo que es más grave, como pondré en evidencia, los Consejeros responsables -Cabral, Presidente de la Comisión de Selección, y Piedecasas, Presidente del Consejo- estaban en pleno conocimiento del incumplimiento de las normas pertinentes y la consecuente ilegalidad del acto”, añadió.

El caso recayó este martes en el juzgado federal Nº 6 que dejó vacante Rodolfo Canicoba Corral y en la actualidad subroga la magistrada María Eugenia Capuchetti. El fiscal del caso es Eduardo Taiano. 

Freiler, quien fue desplazado de la magistratura de forma irregular durante el macrismo, hizo una detallada descripción del proceso por el cual Cambiemos y sus aliados en el Consejo de la Magistratura lograron imponer el nombre de Bruglia en la Cámara Federal porteña. Luego, la propuesta del consejo fue aprobada por el Poder Ejecutivo –no pasó por el Senado- y Bruglia fue depositado en la instancia revisora de los tribunales de Retiro. Provenía de un tribunal oral federal.

El 23 de noviembre de 2016, relató Freiler en su escrito, se realizó una reunión de la comisión de Selección del consejo “en la que -mediante graves falsedades e irregularidades manifiestas- se incluyó como postulante a subrogar el cargo de Juez de la Sala I de la Cámara Criminal y Correccional Federal de la Capital Federal al Dr. Leopoldo Oscar Bruglia, quien en ese momento se desempeñaba en el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 4, y subrogaba –simultáneamente- funciones en el Tribunal Oral Federal Nº 5 para la denominada causa ‘ESMA III’”.

Ese mismo día, “inmediatamente después de esa reunión de la comisión de Selección, se llevó a cabo un Plenario Extraordinario del Consejo, en el que de manera burda y deliberada se violaron elementales normas reglamentarias para aprobar la designación como subrogante” de Bruglia en la mentada cámara porteña, que ocupó el propio Freiler hasta que fue destituido por el macrismo. Bruglia había “sido propuesto -personal, discrecional e irregularmente- por el Consejero Luis María Cabral”, entonces, presidente de la comisión de Selección.

El traslado quedó plasmado en la Resolución N° 643/2016 del Consejo “cuya nulidad deberá ser declarada”, solicitó el exjuez.

Al igual que Bertuzzi y Germán Castelli, Bruglia acudió con un per saltum a la Corte para continuar en el cargo en el que lo ubicó el macrismo de forma irregular. El Alto Tribunal lo aceptó y ahora se espera su resolución.

Cómo se definió el traslado

“La postulación del Dr. Bruglia a subrogar el cargo de Juez de Cámara, fue -sin dudas- una decisión discrecional del Consejero Luis María Cabral, quien -con pueriles mentiras- lo introdujo como candidato a tal cargo de modo intempestivo en la reunión de la Comisión de Selección” del 23 de noviembre de 2016, afirmó Freiler en su denuncia.

Puntualmente, señaló que el traslado no estaba en el orden del día y así quedó de manifiesto en la reunión de la comisión de Selección de aquel día, tal como lo sostuvo entonces la consejera Gabriela Vázquez. Ante el planteo de su colega, Cabral –consejero por el estamento de los jueces- dijo que la decisión de tratarlo ese día se había resuelto en la reunión de comisión anterior, es decir, del 17 de septiembre de 2016. Pero Freiler se remitió al acta de aquel encuentro y corroboró que eso no había sucedido.

Cabral – quien llegó a ser presidente de la Asociación de Magistrados- también esgrimió que proponía a Bruglia “en razón de la comunicación verbal que ha tenido con otros miembros de la cámara, los cuales han manifestado su acuerdo al respecto, lo mismo que el magistrado propuesto.” Pero según el denunciante, Cabral “no aportó ningún instrumento que diera veracidad y sustento a tal extremo”. 

Uno de los consejeros de aquel entonces que apoyó la moción de Cabral fue Juan Bautista Mahiques, representante del Poder Ejecutivo en el consejo, quien fue denunciado en la causa de la Mesa Judicial Pro por presiones a magistrados. Mahiques, recordó Freiler, “adhirió a la propuesta de Cabral, con lo que se impuso la inclusión” de Bruglia para la consideración en el Plenario, que se realizó ese mismo día, lo que evidenció el apuro del macrismo para concretar el traslado.

En el plenario se repitieron las irregularidades. Tal como reconstruyó Freiler, había 10 consejeros sobre un total de 13. Y el único punto a tratar eran las designaciones definidas en la comisión de selección unos minutos antes. “Las irregularidades manifiestas, las advertencias y discusiones, no fueron un obstáculo para que los aquí denunciados avanzaran con su maniobra”, indicó el denunciante en su presentación.

El traslado de Bruglia de un TOF a la Cámara Federal se concretó con el voto de cinco consejeros. “Destaco que -incomprensiblemente- sólo se dejó constancia del voto negativo de la Dra. Vázquez y la abstención del Dr. Candis. Curiosamente, sin explicación alguna, no se dejó constancia en acta de los votos negativos de los Consejeros Godoy, Tailhade y García”, indicó el denunciante. Las ausencias no son menores.

“Fue el Consejero Cabral, aquí denunciado, quien personalmente, leyó el artículo 9 de la Ley 24.937 que establece expresamente, y con meridiana claridad, la necesidad de una mayoría absoluta de los miembros presentes para la decisión que allí se pretendía adoptar. Cualquier duda o error, con esa lectura debió quedar disipado. Pero no fue así, las dudas y errores fueron aprovechadas por los denunciados para lograr su cometido”, continuó Freiler. 

Y explicó: “Estaban presentes diez (10) Consejeros, uno se abstuvo, cuatro votaron en contra, y solo hubo cinco votos a favor (de esto dejó expresa constancia el consejero Tailhade). No hubo mayoría absoluta. No se logro el número de votos requeridos por la ley aplicable para dar por aprobada la designación del candidato propuesto”. “Resulta innegable que tanto Cabral como Piedecasas sabían que para designar al Dr. Bruglia como pretendían hacerlo, necesitaban seis (6) votos - la mitad más uno de 10 Consejeros presentes- pero deliberada e intencionalmente omitieron tal extremo y condujeron al Consejo a la designación ilegítima de un magistrado”, cerró. 

Vía la Resolución 643/2016, el Consejo de la Magistratura resolvió la subrogancia de Bruglia que luego fue avalada por Mauricio Macri.

Una vez que Bruglia asumió en la Cámara Federal porteña quedó claro por qué el macrismo estaba apurado en obtener ese traslado irregular. También por qué hoy lo defiende férreamente.
 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►