Enojados con el discurso de Alberto, Juntos por el Cambio expresa su "total rechazo" a la reforma judicial

No cayeron bien las palabras de Alberto Fernández y aseguran que se dinamitaron los puentes del diálogo.

02 de marzo, 2021 | 16.22

Juntos por el Cambio no vio con buenos ojos el discurso con el que Alberto Fernández inauguró las sesiones ordinarias del Congreso de la Nación. Aseguran que rompió todos los canales de diálogo con sus dichos de "odio" y que no hay posibilidades, a causa de esas palabras, de negociar ningún proyecto vinculado al Poder Judicial. Hasta el momento, el interbloque opositor mantiene un "rechazo total" frente a los proyectos de ordenamiento de la Justicia federal y la modificación de la ley del Ministerio Público Fiscal, ambos con media sanción del Senado. Desde el Gobierno lo saben y apelan a que se debatan de todos modos, con la posibilidad de introducir modificaciones, algo que hoy parece imposible. 

En la oposición aseguran que el Presidente rompió la relación con su discurso en el Congreso. Por sus palabras, no se va a negociar nada sobre el tema judicial, sostienen. Ni los buenos ni los malos proyectos. Esto incluye los anuncios que el primer mandatario hizo ayer. Anuncios que "dinamitó" con sus dichos sobre la gestión de Cambiemos y los dirigentes de ese espacio. Tampoco cayó bien la creación de una comisión bicameral para, desde el parlamento, investigar el funcionamiento del Poder Judicial. Lo entienden como una forma de, en paralelo al Consejo de la Magistratura no manejado por el peronismo, controlar a los jueces. Algo que tiene un antecedente, la comisión bicameral de Seguimiento del Ministerio Público Fiscal creada por JxC para echar a Alejandra Gils Carbó de su cargo como Procuradora General de la Nación.

"Total rechazo", dicen. Una frase que aplica tanto para la reforma judicial como para la del Ministerio Público Fiscal que esperan ser tratadas hace meses en Diputados. Lo interpretan como una multiplicación de cargos destinados al PJ que controla el Senado, donde se aprueban los pliegos de los funcionarios judiciales. 

Pablo Tonelli, diputado del interbloque opositor, explicó la postura cambiemita y aseguró que el proyecto de reforma judicial es "parte de un enfoque totalmente equivocado. Lo que la Justicia necesita son reformas cualitativas, es decir, los procedimientos y métodos de funcionamiento. Pero no necesita reformas cuantitativas, es decir, agregar más tribunales a los ya existentes". Fuentes del espacio aseguran que se trata de "un festival de cargos". Según explicó Tonelli, lo que quieren es "debatir reformas que hagan al modo de tramitar y resolver las causas judiciales. Lo que el Gobierno propone es una multiplicación, casi hasta el infinito, de los órganos jurisdiccionales para darle el gusto a los Gobernadores"

Sin embargo, esta rotura de puentes de diálogo no aplicaría para otros temas importantes como la suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, que este martes comenzará a avanzar en Diputados con una reunión clave que también incluye sindicatos, o un cuadro tarifario escalonado para los servicios públicos. Fernández dijo que se terminó la disyuntiva, para las familias más vulnerables, de elegir entre comer o pagar las boletas. Esta iniciativa demandará tiempo pero apunta a subsidiar a quienes más lo necesitan. "Hoy todos miran a la clase media", dicen desde la oposición para explicar que estos debates seguramente cuenten con su participación y apoyo. 

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►