Cambiemos, con un ojo en el Mundial y otro ojo en la agenda judicial contra Cristina

La vicepresidenta enfrentará un abultado cronograma de persecución judicial con la posible condena, en la causa Vialidad, durante diciembre y la amenaza latente de la reapertura de distintas investigaciones en las que fue sobreseída. De yapa, el lanzamiento que se viene en la Ciudad y la encuesta que ilusiona a la oposición en provincia.

21 de noviembre, 2022 | 12.48

En pleno Mundial, mientras prácticamente toda la Argentina esté mirando a la Selección, el arco opositor tendrá un ojo puesto en una innumerable cantidad de resoluciones judiciales vinculadas a Cristina Kirchner, desde la probable y anunciada – por ella misma – condena en el juicio Vialidad hasta la posible reapertura de causas en las que fue sobreseída en primera instancia, pasando por un potencial fallo de la Corte favorable a la Ciudad de Buenos Aires en la demanda que el distrito formuló contra la Nación en 2020 por la coparticipación. Será un cierre de año y un inicio de campaña cargados de expedientes.

Ante la consulta de El Destape, desde la oposición respondieron, sobre los distintos escenarios, que “es un tema de la Justicia” y que el abultado cronograma no está en agenda aunque, por supuesto, le prestarán atención a las novedades. En principio, lo que se llevará todas las miradas será la exposición de la vicepresidenta, el 29 de noviembre, en la causa Vialidad. Esa fue la fecha que, el viernes, definió el Tribunal Oral Federal número 2 para que CFK pueda tener sus últimas palabras antes de la sentencia. Un día después, la Selección argentina jugará su tercer partido en el grupo C del Mundial Qatar 2022 frente a Polonia.

“La sentencia ya está firmada”, había dicho la vice, sobre esta causa, a mitad de año previendo que a fines del 2022 el Tribunal la condenaría. Según lo solicitado por el fiscal Diego Luciani, a doce años de prisión e inhabilitación perpetua, o sea proscripción. En su alegato final ante el Tribunal el abogado de Kirchner, Carlos Beraldi, había pedido la absolución y denunció que los fiscales cometieron "prevaricato". El juicio comenzó en mayo de 2019 en los tribunales federales de Retiro, estuvo seis meses interrumpido por la pandemia y se reanudó de manera virtual en agosto de 2020, sin recuperar nunca la presencialidad plena. El veredicto se daría de la misma forma, remota, salvo que alguna de las partes solicite estar presente en los tribunales para ese momento.

A ese juicio, con centralidad absoluta, se le sumó que el dos de noviembre el procurador interino puesto por Mauricio Macri, Eduardo Casal, le pidió a la Corte Suprema que revoque el cierre de la causa dólar futuro contra Cristina y Axel Kicillof, tras una apelación del fiscal de Casación, Raúl Pleé, que su jefe respaldó. Casal no colaboró con mano de fuerza extra en el juzgado que investiga el atentado contra la vice y Pleé fue jefe de seguridad del ex presidente durante su gestión en Boca.

En el listado también están las audiencias para definir si desde la Sala I de Casación Penal confirman el sobreseimiento de la vice en la causa del Memorándum con Irán. Las querellas habían pedido revocar sobreseimientos y avanzar hacia el juicio. Los jueces son Diego Barroetaveña, Daniel Petrone y Ana María Figueroa, los mismos que revisarán el sobreseimiento en las pesquisas Los Sauces y Hotesur, donde se solicitó lo mismo. La esposa del fiscal que pidió anular los sobreseimientos, Mario Villar, es la secretaria de Diego Luciani, de Vialidad. Por si fuera poco, también está en revisión el procesamiento por el presunto delito de “peculado” por el supuesto uso de aviones de la flota presidencial para trasladar muebles a El Calafate.

A esta agenda cargada se le podría sumar un fallo de la Corte Suprema favorable a la Ciudad de Buenos Aires en la demanda que la Capital Federal inició contra la Nación, en 2020, por los fondos coparticipables. En ese entonces, luego de un levantamiento de la policía bonaerense por cuestiones salariales, Alberto Fernández dispuso quitarle un punto de los fondos a la CABA para dárselo a la provincia. Ese extra había sido cedido en forma arbitraria por Mauricio Macri durante la gestión Cambiemos bajo la excusa del traspaso de la Policía Federal.

Esta semana, el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, y los gobernadores salieron a responder a trascendidos mediáticos sobre un inminente fallo a favor de la Ciudad respecto a este asunto. Según se manifestó, si eso llegara a suceder, se estaría “destruyendo el federalismo”. Los mandatarios provinciales manifestaron que es necesario recuperar los fondos de la Nación porque muchas provincias los necesitan para resolver su seguridad y señalaron que la injerencia de la Corte generaría favoritismo en favor de la jurisdicción más rica del país.

La transferencia hecha por Macri fue calificada por el funcionario como “discrecional e ilegal” y se preguntó si la posible resolución judicial no serán “fondos en año electoral” para la CABA. En la Ciudad dijeron no tener información certera sobre un fallo en su favor ni la inminencia del mismo, más allá de los mencionados trascendidos periodísticos.

Se lanza el tercero

Más allá del Mundial y de la agenda judicial, la campaña seguirá su curso. En la Ciudad de Buenos Aires, puntualmente, se incrementaron las chances de que Fernán Quirós, ministro de Salud local, lance su precandidatura a jefe de Gobierno. Esta semana se terminará de definir si lo hacen o lo demoran un poco más. El funcionario nunca estuvo en duda para la administración capitalina pero se aguardó la resolución del conflicto con residentes para poder meterlo a la cancha.

El lanzamiento, como sucedió con Jorge Macri o Soledad Acuña, los otros dos precandidatos del PRO, no será pomposo ni tendrá un acto compartido con Horacio Rodríguez Larreta sino que será una habilitación para que Quirós lo diga públicamente, ya sea en entrevistas o en rede sociales. De este modo, el macrismo terminará de configurar un mapa amplio de posibilidades para la Ciudad en el que, dentro del tridente, el primo de Mauricio está mejor posicionado. Sin embargo, sin los votos que absorberían los dos ministros porteños, podía quedar ajustado frente a Martín Lousteau, el nombre del radicalismo en la CABA y avalado por el mandatario local como referente en competencia de la alianza.

Un dato no menor para el lanzamiento. El martes, los trabajadores nucleados en la Asamblea de la Salud, Residentes y Concurrentes de los Hospitales de la ciudad de Buenos Aires realizarán una nueva "noche de las luces" en reclamo de un salario y ART para los concurrentes que continúan trabajando de forma gratuita y no fueron contemplados por el Gobierno porteño en el último acuerdo alcanzado con los residentes. La movilización será a las 19:30 en Callao y Corrientes bajo la consigna "Que no se apague la salud".

En un comunicado, los profesionales celebraron el “triunfo enorme” de haber conseguido un ingreso de $200.000 en mano para un residente ingresante” pero consideraron que “es sólo el piso de nuestro reclamo salarial” y que continuarán luchando hasta que los concurrentes también sean contemplados. Estos, a pesar de ser profesionales de la salud que trabajan en hospitales durante cinco años junto al resto, realizan las mismas tareas de forma gratuita, sin ficha municipal ni ART. Son más de 600 con cargas semanales de entre 20 y 40 horas y guardias los fines de semana.

El mapa bonaerense

Larreta, por su parte, tampoco abandonará las recorridas presidenciales con mix de fortalecimiento a Diego Santilli en el conurbano. El jueves estarán los dos juntos en San Isidro, el viernes el jefe de Gobierno viajará a Salta y el sábado estará en La Plata con Julio Garro. Una encuesta de Isonomía planteó un escenario interesante para Buenos Aires. Según el sondeo realizado en octubre en base a 1823 casos efectivos, arrojó una distancia considerable entre el hombre de Larreta y Cristian Ritondo, de María Eugenia Vidal sobre finas hierbas de Mauricio Macri y Patricia Bullrich. Más de 30 puntos entre uno y otro en una medición mano a mano: 43% para el primero, 10% para el segundo y una importante porción en contra, ya que un 37% no optaría por ninguno y un 10% aún se mostró indeciso.

Pero lo interesante son los escenarios electorales. En uno con múltiples opciones pero sin PASO, o sea ni el FdT ni JxC llevarían más de una lista, el actual gobernador se impondría con una ventaja de cinco puntos. Las otras opciones contempladas son las de José Luis Espert por el lado de los libertarios, Florencio Randazzo por el peronismo no kirchnerista, Nicolás del Caño por la Izquierda, el voto en blanco, la elección nula y los indecisos.

El otro escenario es el de un mano a mano entre Axel Kicillof y Santilli. Según Isonomía, en esa instancia el diputado podría imponerse por dos puntos, lo que está dentro del margen de error de la encuesta. Pero, ¿por qué es relevante? Porque en la provincia no hay balotaje, por lo tanto esa polarización no podría darse jamás ya que sólo están la instancia de la PASO y la elección general donde ganará el que más votos obtenga.

Entonces, una estrategia posible podría ser la de conseguir la unidad de Juntos para las Primarias, lograr un buen resultado y apuntar a dividir, cual segunda vuelta, al electorado entre dos opciones: oficialismo y oposición, obligando a los electores de las terceras fuerzas a optar por uno de los dos, simulando la definición por penales. Obviamente, es no contempla el peso de la fórmula presidencial que, de tener candidatos fuertes, puede arrastrar a la provincia hacia un lado u otro.

Otro estudio no emparentado al larretismo ubica muy consolidado a Kicillof, Santilli bien ubicado en su interna pero abajo de los veinte puntos y el afianzamiento de la gestión bonaerense como algo positivo.

Las más vistas

LA FERIA DE EL DESTAPE ►