Los 61 mails de Santoro con D’Alessio que relacionan al hombre de Clarín con el armado de causas y la extorsión

El Destape accedió a los mails que evidencian que Daniel Santoro coordinaba operaciones de extorsión e inteligencia ilegal con D’Alessio. Incluye maniobras contra un ex secretario de CFK, el caso GNL, menciones al caso Boudou, la mafia de los contenedores y Stornelli. Son 61 correos y están en el expediente donde se investiga a la banda paraestatal dedicada al espionaje ilegal.

24 de junio, 2021 | 16.00

Daniel Santoro, hombre de Clarín para las operaciones judiciales y procesado en dos causas como parte de una banda paraestatal dedicada a la inteligencia ilegal, intercambió al menos 61 mails con el espía ilegal Marcelo D’Alessio. El Destape accedió al peritaje donde constan esos correos. El cruce cronológico de los mensajes con lo que luego publicaba Santoro o pasaba en los expedientes judiciales revela cómo coordinaban maniobras de extorsión, algo que la Justicia tiene por probado.

En la mayoría de los casos sólo se pudo acceder al asunto de los mails que refieren a casos concretos donde accionaba la dupla Santoro-D’Alessio. En ellos se lee: “ENARSA”; “Old Fund”, una firma que quisieron vincular a Amado Boudou;ese es el avión en el que vino el hijo de Maduro”; “Cifuentes”, uno de los empresarios extorsionados; “Operación Jaitt”; “Avanzando con De la Cárcova!!”, en relación al juez vinculado a la mafia de los contenedores; Síntesis para el Dr. Stornelli”, por el fiscal también procesado; y “Barreiro”, en referencia a un ex secretario de CFK al que apretaron para que apuntara contra la ex presidenta. En este último correo se lee el texto del mail y D’Alessio dice: “En una de esas entra en emergencia y nos sirve”.

Hay otros donde pusieron como asunto “Se hizo desear”, “Mirá que interesante”, “Enseñame…”, “Es una imagen q me pareció muy linda”, “Periodista de grande…”, “Querido Dany” o directamente “Santoro”. Es evidente el vínculo de confianza que tenían el hombre de Clarín y el espía ilegal. La confianza con una fuente no sería un delito; la coordinación para extorsiones y operaciones judiciales sí.

Todos estos mails a los que accedió El Destape constan en el peritaje judicial de uno de los celulares de D’Alessio, que se volcó en un documento de 248 páginas de las cuales 77 están dedicadas a Santoro. Además de los 61 correos con Santoro hay otros intercambios vía mail del espía ilegal. El documento es parte del “caso D’Alessio” que se investiga en el Juzgado Federal de Dolores, primero a cargo de Alejo Ramos Padilla y hoy conducido por Martín Bava.

El intercambio entre Santoro y D’Alessio, según el peritaje, “se sostiene durante todo el período con mensajes por momentos mensuales, semanales y hasta series diarias. En cuanto a la velocidad de respuesta, ambos responden en el día o, como mucho, al día siguiente”.

Lo central para los investigadores es que “se observa que D’Alessio enviaba a Santoro distinta información de las operaciones de la asociación ilícita casi siempre en tiempo real”.

Ya se conocían los chats de Whatsapp entre Santoro y D'Alessio. Ahora también los mails.

Asuntos y operaciones en los mails entre Santoro y D´Alessio

Como en la mayoría de los correos la Justicia no pudo acceder a los contenidos, los “asuntos” de los mails y los archivos adjuntos se vuelven reveladores. Sobre todo si se articulan con las publicaciones del periodista en Clarín.

Asunto “Barreiro”: el apriete al ex secretario de CFK

Tenía que arrepentirme y decir que Cristina tenía bolsos”, le contó Pablo Barreiro a El Destape. Hijo de Ricardo, amigo de la familia Kirchner, tuvo un cargo de extrema confianza de CFK: era uno de sus secretarios privados. Cuando se desató la farsa de las Fotocopias de los Cuadernos el juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli mandaron a detener a su padre. Los medios ya lo habían bautizado como "el jardinero K". Tras la detención, el espía ilegal D'Alessio se le acercó para extorsionarlo: le pedía 500.000 dólares y le indicó que debía arrepentirse frente a Stornelli, apuntar a CFK y su padre salía libre. No lo hizo.

Mientras sucedía todo esto D'Alessio le envió a Santoro el documento “Pablo Barreiro.doc”. En un mail del 5 de octubre de 2018 que tiene por asunto “Barreiro”, el espía ilegal le afirma que “Stornelli va a dictar su detención en Breve”, que le “viene bien” y que “en una de esas entra en emergencia y nos sirve”.

Cuatro días más tarde, el 9 de octubre, Santoro respondió y dio a entender que habló con Stornelli sobre la operación: “El fiscal pidió completo silencio y majul contó el domingo que un secretario privado de Máximo había ido a apretarlo. Tranquilo”. Textual.

D’Alessio no se contuvo y le escribió el mismo día: “Comprendido Comandante!!! Mañana voy por unas horas a Pedro Caballero. Ahora te mando (para vos) un video tomado por mi gente. Esa zona paraguaya está literalmente copada por dos cárteles Brasileros! En la camioneta podés ver la publicidad de un diputado de Pernambuco!”. Santoro, en tono jocoso, cerró el intercambio: “Hasta la victoria siempre… si dios quiere, como dice Bolsonaro. Cuidato. abrazo”.

Asunto “Old Fund”: línea clave del caso Boudou

Hubo un intercambio de mails entre Santoro y D’Alessio del 13 de marzo de 2017 con el asunto “OLD FUND”. La referencia es a The Old Found, una sociedad fantasma que el grupo Clarín buscó vincular a Amado Boudou y que aparece en la causa Ciccone y en la que se investigan unos contratos con la provincia de Formosa. Nunca apareció ningún papel que vincule a Boudou a la firma, sólo las páginas de Clarín y la declaración comprada de Alejandro Vandenbroele. El precio: un hotel boutique.

El mismo día del mail con el asunto “Old Fund”, la figura de Clarín respondió y D’Alessio volvió a escribirle. “Son tres mensajes que no han sido descargados del servidor” dice el peritaje, por lo que no se pudo tener acceso a su contenido.

En una nota que Patricia Blanco publicó en Infobae en abril de 2019 se menciona que el abogado de José María Núñez Carmona presentó un escrito en la causa D'Alessio en donde pidió investigar si la confesión de Vandenbroele fue "armada". En el escrito de Nuñez Carmona se mencionó como indicios del armado la “intervención de funcionarios del Ministerio de Seguridad de la Nación; de un agente de Prefectura cuya identidad aún no se ha podido determinar; (y) del periodista Daniel Santoro dando la primicia del caso”.

Asunto “Posibles Ku Hwang”: mafia de la aduana y extorsión a Traficante

El primer intercambio de mails entre Santoro y D’Alessio fue el 8 de diciembre de 2016. Según se desprende de la causa judicial, el espía ilegal y el periodista de Clarín se habían conocido doce días antes. El primer correo lo envió Santoro con el asunto: “RV Posibles Ku Hwang”. D’Alessio respondió el mismo día con dos mails.

“Se trata de tres mensajes a cuyo contenido no se puede acceder por no haber sido descargados del servidor”, dice el peritaje. Y se añade que al momento de este intercambio, “D’Alessio se encontraba en pleno desarrollo del intento extorsivo a Gabriel Traficante, en la etapa de presión a personas de su entorno”.

El documento judicial al que accedió El Destape reconstruye que “al día siguiente, Santoro publicaría en el diario Clarín la nota titulada: ‘Mafia de la Aduana: la Justicia busca ahora a Mister Corea’”, un artículo que “D’Alessio utilizaría para provocar resonancia sobre Gabriel Traficante”, una de las víctimas de la banda.

Diez días después de estos intercambios y publicaciones, Traficante presentó en Comodoro Py una denuncia penal contra D’Alessio y Santoro por las extorsiones que sufrió. En ese caso que instruyó el juez Luis Rodríguez, Santoro también fue procesado mientras que D’Alessio y otros integrantes de su banda están enfrentando el juicio oral.

Asunto “Síntesis para el Dr. Stornelli”: la causa GNL

De acuerdo al análisis de los mails, los investigadores indicaron que a partir de noviembre de 2018 los mensajes se relacionan a la causa “GNL”.

El 3 de noviembre de 2018, D’Alessio le envió a Santoro un correo con el asunto “Síntesis para el Dr. Stornelli. El contenido no se pudo recuperar pero el peritaje señala que “a partir del título del mensaje, es posible que este mensaje contuviera una copia del documento ‘Informe Dr Stornelli’” con el objetivo de “ser aportado en la causa judicial junto a sus dos declaraciones testimoniales de los días 5 y 12 de noviembre de 2018”.

Justamente, tres días después, D´Alessio le envió copia del acta de su primera declaración ante Stornelli en esa causa paradigmática, que fue la base para el armado de la farsa de las Fotocopias de los Cuadernos.

Asunto “Montevideo”: videos para Stornelli y Santoro

El 30 de mayo de 2018, D’Alessio viajó a Montevideo junto a Roberto Giancristiano. Conservó selfies del viaje realizado a través de Buquebus y también fotografías de la vivienda de Facundo Trías. En ese viaje, D’Alessio realizó filmaciones subrepticias con una cámara espía, captando conversaciones con Trías que envió al fiscal Stornelli, se describe en el informe judicial a la que accedió El Destape.

Al día siguiente de su viaje a Uruguay, “D’Alessio le envió a Santoro un e-mail con el asunto ‘Montevideo’ y con un adjunto denominado ‘Video.MOV’”.

A fines de septiembre del mismo año, D’Alessio retomó sus acciones de espionaje en Montevideo: “Confecciona una presentación de Power Point en la que se despliegan imágenes y la hipótesis de una penetración comercial de Irán en Argentina, vía Uruguay. El día 30 le envía a Santoro un mensaje que tiene como asunto ‘Análisis para la Doctora’ y lleva adjunto el documento de Power Point referido”.

Asunto “Cifuentes”: la extorsión

El 3 de abril de 2018, mientras se desarrollaba el intento extorsivo a Mario Cifuentes, D’Alessio le envió a Santoro un mensaje con un archivo adjunto denominado “Cifentes.docx”.

Si bien no se pudo acceder al contenido del mail, el documento adjunto ya fue analizado por el juzgado. Estaba “encabezado (con) el logo de la Agencia Federal de Inteligencia” y “en su portada se explicita que el informe es producido a solicitud del Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal N° 11, por ese entonces a cargo del Dr. Claudio Bonadío”. El archivo tenía información sensible sobre Cifuentes, un empresario al que D’Alessio quería sacarle plata.

El rol del hombre de Clarin fue clave. Los días 4 y 5 de abril de 2018, “Santoro mencionó en el programa Animales Sueltos el nombre de la empresa de Cifuentes ‘O.P.S.’ en el marco de la mención a hechos de presunta corrupción en Brasil, y un monto de dinero idéntico al que D’Alessio le exigía a Cifuentes”. Claramente, fue un mensaje para el empresario. Porque la empresa que debía mencionar era OAS. Y el monto era otro.

A raíz de este correo, el juez Bava volvió a procesar a Santoro.

Asunto “Declaración la gladys”: una declaración armada

Entre septiembre y octubre de 2017 se desarrolló la segunda parte de la operación sobre la “Mafia de la Aduana” y contra Gabriel Traficante.

El 25 de septiembre y el 1 de octubre de 2017, D’Alessio envió a Santoro las declaraciones de Gladys “Patricia” Fernández. En las notas que publicaba en Clarín, Santoro se refería a Fernández como “la primera arrepentida de la Mafia de los Contenedores” y “militante K. El caso D’Alessio reveló que el testimonio de Fernández fue guionado por la banda que integraba el espía ilegal. El falso abogado tenía en su computadora lo que iba a decir la arrepentida antes de que declarase.

Asunto "Caso Jaitt”

El 12 de abril de 2018, Santoro recibió de D´Alessio el documento denominado “Operación Jaitt.pptx”. La denominada “Operación Jaitt” fue una operación de contrainteligencia de la banda de D’Alessio que se activó luego de lo ocurrido el 31 de marzo de 2018 en el programa de Mirtha Legrand, en el que la modelo Natacha Jaitt expuso que distintas personalidades de la política, el periodismo y el espectáculo se encontrarían relacionadas con casos de abusos sexuales y pedofilia.

Asunto “El fraude del TC”

Según el peritaje al que accedió este medio, D’Alessio le envió a Santoro un informe, “referido a un presunto fraude fiscal en el ámbito del Turismo de Carretera, en el que hasta hacía poco tiempo D’Alessio participaba como corredor con el seudónimo de ‘Patán’”.

El correo es del 26 de abril de 2018. El asunto fue: “EL FRAUDE DEL TC”. Santoro respondió el mismo día: “Muy bueno. Pero esta noche no lo puedo llevar. Hay muchos temas con el dólar. Gracias y abrazo”.

El documento que el espía había adjuntado fue hallado en dispositivos informáticos de D’Alessio y contiene la descripción de un supuesto mecanismo de evasión tributaria mediante el uso de “facturas truchas”.

De acuerdo a los investigadores judiciales Santoro finalmente utilizó el material que le pasó el espía ilegal porque el 2 de mayo de 2018 publicó una nota titulada “Sospechas de corrupción: Investigan maniobras de evasión impositiva en las competencias de Turismo Carretera”, cuyo contenido coincide con el informe que D’Alessio le remitiera al operador de Clarín seis días antes.

Asunto “Avanzando con De la Cárcova!!”: el rol de Federici

El 29 de abril de 2018 D’Alessio le mandó otro mail a Santoro. El asunto fue: “Avanzando con De la Cárcova!!. La referencia es al juez Claudio Gutiérrez de la Cárcova, presidente del Tribunal Oral en lo Penal Económico Nro. 2.

El texto del mail dice: “Te felicito por el artículo de las coimas a través de Uruguay!!!! Excelente!!!! Te mando un artículo que me parece que podría ir a tribuna, si te parece. Espero te guste!!! Mandamos cámaras a la próxima carrera del TC y hacemos un programa especial con la evasión más grande que tiene la Afip en la actualidad? Lo coordinamos con Federici? Realmente podemos hacer algo muuuuuuy grande… Un cariño!! Marce”. La referencia es Mariano Federici, que era el titular de la Unidad de Información Financiera (UIF), uno de los brazos ejecutores del Lawfare durante el macrismo.

La mención al juez Gutiérrez De la Cárcova, con quien D’Alessio tenía relación, remite a la operación ‘Mafia de la Aduana’”, se indicó en el informe judicial. De la Cárcova también cuenta con ingresos al despacho de Patricia Bullrich al Ministerio de Seguridad, tal como publicó El Destape. Por cierto, del análisis de los mails de D’Alessio se desprende que el espía ilegal tenía también vínculo con distintos funcionarios de la cartera comandada por Bullrich.

Asunto “Ese es el avión en el que vino el hijo de maduro”

El 7 de agosto de 2017, D’Alessio le escribió a Santoro un correo con el asunto “Ese es el avión en el que vino el hijo de maduro”. Santoro no respondió.

Para los investigadores, “el contenido, aunque no se puede visualizar, podría guardar vinculación con una cuestión que ya se abordó en la causa: el ingreso a la base de datos de la Dirección Nacional de Migraciones realizada por el fiscal Bidone buscando los movimientos migratorios del hijo del actual presidente de Venezuela, el 7 de agosto de 2017, es decir, el mismo día en que D´Alessio le enviaba esta información a Santoro”.

Otros mails

Otros mails enviados por D’Alessio a Santoro llevan por asunto “Enarsa” y “La Salada”, por ejemplo. Y también hay distintas notas que D’Alessio publicó en Clarín.

A la luz de los intercambios, está claro que el espía ilegal y la figura de Clarín tenían un vínculo fluido. No parece casual que el periodista fuera procesado en dos causas distintas donde se investiga a la banda de D’Alessio. Los correos los muestran como piezas claves del Lawfare.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►