Espionaje ilegal a familiares del ARA San Juan: rechazan pedido de Arribas para salir del país "por riesgo de fuga"

El exjefe de la AFI había pedido irse casi 60 días a Brasil y Uruguay. El juez Martín Bava consideró que “en esta oportunidad” hay “peligro de fuga”. Recordó que le dictó un procesamiento por espiar de forma ilegal a familiares del ARA San Juan el pasado 1º de octubre y que espera en esa misma causa la indagatoria de Mauricio Macri, quien fue el que lo nombró en la exSIDE.

06 de octubre, 2021 | 15.45

El juez federal Martín Bava rechazó el pedido del exjefe de la AFI macrista Gustavo Arribas para salir del país por casi 60 días. El exseñor 5 está multiprocesado en diversas causas en que se investiga el espionaje ilegal macrista. Para el magistrado “es claro que la salida del país de Arribas, en esta oportunidad, y como bien sostiene la querella, podría generar o acrecentar el riesgo procesal de fuga”.

El juez Bava resaltó para su rechazo el reciente procesamiento que le dictó en el caso del espionaje a los familiares del ARA San Juan, justamente uno de los expedientes donde Arribas presentó su pedido para irse al exterior. El magistrado también destacó el vínculo que mantiene con el expresidente Mauricio Macri, citado a prestar declaración indagatoria en la misma causa en la que Arribas fue procesado el pasado 1º de octubre.

“De concederse esta autorización para salir del país por el plazo de dos meses se incrementa de modo desproporcionado el peligro de fuga que se pretendió mitigar con la prohibición de salida y demás medidas de coerción alternativas a la prisión preventiva que oportunamente se le impusieron. A su vez, tampoco se evidencia en la petición del incidentista una razón humanitaria que torne imperiosa y urgente la salida del país de Arribas”, consideró el magistrado que subroga en el juzgado federal de Dolores.

En el marco del caso del espionaje a los familiares del ARA San Juan, Arribas había solicitado autorización para salir del país desde este 7 de octubre hasta el 8 de diciembre. Pretendía irse a Brasil y Uruguay.  ¿La razón? La necesidad de “conservar el vínculo familiar, al pasar tiempo con mi mujer y mis hijos” y abordar cuestiones laborales vinculados al negocio del fútbol y la administración de inmuebles. De acuerdo al escrito que presentó días atrás, una de sus hijas vive en Brasil y está próxima a cumplir años y otros dos hijos residen en Uruguay. Su itinerario iba a ser: “Buenos Aires—San Pablo, San Pablo—Montevideo, Montevideo—San Pablo y San Pablo—Buenos Aires”. La travesía se extendería casi dos meses.

“Considero que en esta oportunidad no debe hacerse lugar a la salida del país solicitada por el imputado Gustavo Arribas”, escribió el juez Bava en una resolución de 13 páginas firmada este miércoles. El exjefe de la AFI tiene prohibida la salida del país y retenido el pasaporte.

Si bien la Cámara Federal de Mar del Plata en marzo pasado había revocado un rechazo similar dispuesto por el juez Alejo Ramos Padilla contra Silvia Majdalani, en esta ocasión el juez Bava resaltó que el 1º de octubre pasado Arribas fue procesado “por encontrarlo prima facie penalmente responsable –a él y a ocho coautores más- del delito de realización de acciones de inteligencia prohibidas en carácter de coautor” contra familiares de las víctimas del ARA San Juan. Ese el mismo expediente en el que el expresidente Mauricio Macri fue citado a prestar declaración indagatoria justamente este jueves.

Bava hizo mención en la resolución que firmó este miércoles a la convocatoria de Macri, “quien ha sido la persona que nombró en la Agencia Federal de Inteligencia durante su gestión a Gustavo Arribas”. Recordó que citó al expresidente “por entender que las ‘(…) acciones ilegales no fueron ejecutadas por los agentes de base que motu proprio realizaron este espionaje ilegal, sino por el contrario, partieron de un interés político nacional que en el final de la cadena, respondía al entonces Presidente de la Nación, Ing. Mauricio Macri’”.

Antes de tomar la decisión sobre el pedido de Arribas para salir del país, el juez Bava consultó a las partes. El fiscal federal de Dolores Juan Pablo Curi no se había opuesto a la solicitud del exjefe de los espías. Consideró que no hubo cambios desde la última ocasión en que se le autorizó al exseñor 5 irse al exterior. Algo que el magistrado rebatió al destacar el reciente procesamiento de Arribas: “Contrariamente a lo sostenido por el Sr. Fiscal, sí han variado las circunstancias respecto de aquellas ventiladas en anteriores oportunidades en las que se autorizaron salidas del país de Arribas”.

A diferencia del fiscal Curi quienes sí se opusieron a la partida de Arribas fueron los familiares de las víctimas que fallecieron en el hundimiento del ARA San Juan. Es decir, los espiados por la AFI macrista. La querella representada por la abogada Valeria Carreras sostuvo que “de la presentación no surge motivo válido y suficiente que amerite una nueva salida del País, teniendo en cuenta que sería el tercer viaje”. Para la letrada “no puede concederse al procesado un lapso de autorización tan extenso como el pretendido”. “Son 60 días Sr Juez!”, había enfatizado.

Para Carreras, si se otorgaba la autorización existía la posibilidad de que Arribas “(…) especule con las resultas procesales y dependiendo del resultado, proyecte su ‘fuga de la justicia desde el extranjero’”. La abogada había resaltado las relaciones de Arribas con el servicio de inteligencia de Brasil.

Ante este estado de situación, el juez Bava respaldó su decisión “no sólo en la gravedad de los hechos por los cuales Arribas fue procesado” en las investigaciones en curso y “el quantum de pena de prisión esperable ante una eventual condena, sino también en la necesidad de avanzar de manera rápida y efectiva hacia su juzgamiento en la etapa ulterior del proceso”.

Entre otras cosas, el magistrado subrayó que “es claro que la salida del país de Arribas, en esta oportunidad, y como bien sostiene la querella, podría generar o acrecentar el riesgo procesal de fuga”. El juez evaluó que “el imputado cuenta con una capacidad económica holgada –incluso posee inmuebles de su propiedad en el país al que pretende viajar, como bien referenció, y allí se encuentra su centro de vida personal y de sus negocios–, su esposa e hija son nacionales de la República Federativa de Brasil y ostenta, en ambos países, contactos personales y laborales suficientes que podrían permitirle el sustraerse de la acción de la justicia, justo cuando acaba de ser nuevamente procesado por similares delitos”.

En esa línea, el juez remarcó “la falta de arraigo de Arribas en el país”. Y recordó que el exfuncionario “se ha encontrado en cinco oportunidades en lo que va del año” con su familia. “No puede obviarse que en esas todas esas ocasiones el nombrado fue efectivamente autorizado a viajar”, indicó.

Al final de su escrito, añadió: “Este nuevo viaje resulta ser de esparcimiento familiar y de negocios y con ese objetivo solicita ausentarse del país por 52 días. Ello en un contexto donde el nombrado afronta diversas investigaciones vinculadas con el espionaje ilegal que lo comprometen y por las que ha sido procesado –dos de ellas de trámite ante éste Juzgado-. Con base en esos fundamentos considero que este tipo de peticiones de las características solicitadas, en el contexto descripto y en el estadio procesal que se transita en esta y otras causas que lo tienen como imputado, debe analizarse con suma cautela, máxime que como he dicho se encuentra pendiente de realización la audiencia en la que el Ing. Mauricio Macri deberá declarar a tenor del art. 294 del CPPN”.

Entre otras cosas, Bava señaló que la prohibición de salida del país actúa “a los fines del proceso de similar modo que la imposición de la prisión preventiva”. “La medida dispuesta -prohibición de salida de país- en el marco de estos procesos penales, resulta por demás razonable, y no se advierte que este sea un viaje impostergable ni motivado por el cuidado estricto de su salud o la de sus familiares que requieran obligatoriamente de la presencia del encartado, ni por otras razones humanitarias, máxime teniendo en cuenta la extensa duración que se pretende dure este viaje”, concluyó.

Arribas enfrenta un complejo escenario judicial. Está procesado en el caso del espionaje a los familiares del ARA San Juan pero también en otros donde se investigan tareas de inteligencia ilegal realizadas por la exSIDE, como el del espionaje masivo en la provincia de Buenos Aires (conocido como Bases AMBA) y los dos que se iniciaron en los tribunales de Lomas de Zamora y pasaron a Comodoro Py, que tuvieron por ejecutores a la banda de espías conocida como “Super Mario Bros”. Uno de ellos es una megacausa que tiene como víctimas a Cristina Fernández de Kirchner, Horacio Rodríguez Larreta, Diego Santilli, Florencia Macri, Hugo Moyano y otros dirigentes, periodistas y empresarios, y también cuenta con 38 procesados, cuya situación está  siendo revisada por la controvertida Cámara Federal porteña. El restante es por el espionaje al Instituto Patria. En todos ellos, Arribas fue procesado junto a diversos agentes de inteligencia y a Majdalani, la exsubdirectora de la AFI.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►