Elecciones 2021 en Santa Fe: en la interna del Frente Progresista se disputa la sucesión de Lifschitz

Javkin se arroja a disputarle al socialismo el liderazgo de la alianza ante el vacío provocado por la muerte del exgobernador. El partido de la rosa impulsa a su viuda, Clara García.

19 de julio, 2021 | 22.13

La repentina muerte de Miguel Lifschitz, el último gran elector que le quedaba al Frente Progresista y número puesto para la candidatura al Senado, aceleró el proceso de renovación en la alianza, y puso en jaque la histórica conducción del socialismo en detrimento de sus socios radicales y de fuerzas más pequeñas. Ante la ausencia de un jefe político claro, Pablo Javkin (con orígenes en la Franja Morada y la Coalición Cívica) está dispuesto a hacer valer su triunfo en Rosario para convertirse en el próximo líder del espacio. Y la interna para las próximas elecciones legislativas parece ser el lugar donde se define la sucesión del exgobernador.

Para ello, el intendente de Rosario, que goza de índices de aprobación de gestión cercanos al 70% (Inmediata), necesita sumar socios. Y el cierre de alianzas arrojó, en ese sentido, algunas novedades. Luego del éxodo del sello de la UCR a Juntos por el Cambio, el Frente Progresista cambió de nombre a Frente Amplio Progresista, el mismo que se usó para la candidatura presidencial de Hermes Binner en 2011. El nuevo bautismo trajo, además, una vuelta: la del ex senador nacional y ex presidente nacional del Partido Socialista, Rubén Giustiniani (Igualdad), que se alió con Javkin.

Creo, el partido del rosarino, aún no tiene personería electoral nacional pero representa a un sector del radicalismo que no quiso correr otra vez detrás de la nueva reencarnación del macrismo. La corriente interna que se quedó en el progresismo se llama Radicales Libres y tiene como principales referentes a la presidenta del Concejo de Rosario, María Eugenia Schmuck; el presidente del Concejo de Santa Fe, Leandro González, y al diputado provincial Fabián "Palo" Oliver.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

"La política santafesina cambió mucho a partir de la lamentable muerte de Lifschitz, eso produjo que el partido Creo cobre una preponderancia muy importante en lo que es el Frente Progresista, y por supuesto de la figura de Pablo Javkin que es fundamental en el armado", dijo a El Destape Ariel "Facha" Bermúdez, diputado provincial por Creo y compañero histórico del ex-ARI.

El armador definió que impulsan "una alternativa diferente a nivel nacional: no creemos en la grieta que solo generó más pobres, estamos cansados de tanto odio y no queremos que Santa Fe se involucre en esa disputa". En ese sentido, explicó que están "conformando un nuevo espacio con algunas incorporaciones, y de ahí el cambio de nombre". Este espacio está hoy decidido a llevar un candidato propio al Senado, que sería Giustiniani, y lo acompañaría Schmuck en la nónima.

PASO en el Frente Amplio Progresista

Pero si bien dicen que la idea es lograr la unidad, el socialismo no está dispuesto a entregar ese lugar, y todo se perfila para que la elegida sea Clara García, la diputada del Frente Progresista Cívico y Social y viuda de Lifschitz. El sector de Eduardo Di Pollina, que no quiso acuerdo en Rosario para los cargos locales, no se niega a arreglar en lo nacional, y esta semana daría una respuesta. García versus Giustiniani es el escenario de hoy en esa categoría, luego de que Antonio Bonfatti se bajara. El exgobernador santafesino y último presidente del PS se dio por retirado y aprueba la candidatura de la ex diputada.

El fallecido Miguel Lifschitz junto a su esposa, la diputada Clara García.

"Giustiniani siempre tuvo una historia disidente, primero contra Binner y después contra todos, pero Miguel había empezado a conversar bastante para llegar a un acuerdo y que vuelva al Frente antes de su muerte", comenta una fuente del riñón del partido de la rosa. De hecho, le están ofreciendo al dirigente de Igualdad la primera candidatura a diputado nacional. Entre la senaduría que le ofrece Javkin y esta opción, en un lugar expectante para entrar al Congreso, hay que ver qué elige.

La otra gran figura de este espacio es Mónica Fein, que fue electa hace tres meses como primera presidenta del partido a nivel nacional, por sobre Di Pollina y el larretista Roy Cortina. La elección, según el vocero, hizo que el partido que estaba como dormido, "se despierte y active". Y el resultado ayudo mucho. Si a eso se le agrega lo que generó la muerte de Lifschitz, "la gente quiere salir a militar ya, está enardecida", describió.

La exintendenta de Rosario, cuenta la fuente, "está empujando lo de Clara, convencidísima de que el próximo capítulo del PS y del Frente lleva su nombre". El operador describió a García como "una mujer que tiene 30 años de militancia y pasó por muchos cargos. En los últimos años formó pareja con Miguel y bajó el perfil, pero partidariamente es un cuadro muy querido y respetado, y dentro del Frente Progresista también", detalló.

En términos de candidaturas, el socialismo privilegiará los acuerdos con otros partidos que puedan encabezar, pero no hay seguridad de que eso llegue. Si eso no sucede, el de Fein es un nombre fuerte para Diputados. "La valoración de Mónica está en ascenso, ante la caída de las aprobaciones de los oficialismos. No te digo que todos los que la puteaban ahora la quieren, pero hay mucha gente que ahora la empezó a mirar con otros ojos", revelaron.

El candidato de Javkin

El candidato a Diputados de Javkin es, por el momento, "Palo" Oliver, ex intendente de Santo Tomé, una localidad vecina a Santa Fe. Un radical de perfil progresista. "Estamos en conversaciones con el socialismo para ver si llegamos a la unidad. Hasta ahora vamos con Giustiniani-Schmuck y Oliver", insiste Bermúdez. Giustiniani, Oliver o Fein sería entonces la oferta del FAP para esa categoría. Puede haber algún tapado. Pero hoy esas son las conversaciones.

Todo indica que la unidad es hoy difícil. "Nosotros tenemos amplitud y vocación de acordar, pero no es una posibilidad relegar la candidatura a Senador. Es decir, hoy de los partidos del frente, somos el de mayor estructura y territorialidad. Presentamos más de 160 candidatos locales. Gobernamos Santa Fe y Villa Gobernador Gálvez. Es difícil relegar eso. ¿Para militar a qué o a quién?", se pregunta el hombre del socialismo.

Está claro que lo que se mira de reojo en esta interna es quién disputará para gobernar la provincia en 2023. "La intendencia de Pablo y los buenos números reflejan que la gente está pidiendo unidad, diálogo, cuestiones de Estado con continuidad de las gestiones. Sabemos que nos miran con mucha perspectiva en la carrera a la próxima Gobernación. Estamos pensando de acá a dos años, cuando cambien los Ejecutivos y se elija presidente nuevamente, pero esta es una elección legislativa", comentó Bermúdez.

Respecto de los alineamientos nacionales, prefirió dilatar la definición por un tiempo hasta que todo se acomode: "Ya veremos en qué confluencia nos incorporamos. Hay muchos actores nuevos, saludamos con mucha satisfacción la incorporación de Facundo Manes a la política", dijo el hombre de Javkin.  Sobre un posible reencuentro con Elisa Carrió, Bermúdez recordó que pertenecieron a la Coalición Cívica hasta que se sumó a Cambiemos, y dijo que intentarán "mantener esa coherencia" que les hizo ganar Rosario para construir la alternativa del FAP.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►