Elecciones 2021 Córdoba: cómo será el resultado en la provincia más anti-k

En la recta final, Juntos por el Cambio, Hacemos por Córdoba y el Frente de Todos se prepara para luchar por el Senado y las bancas de diputados. 

06 de septiembre, 2021 | 13.37

Cuando falta una semana para las elecciones 2021 PASO este domingo 12 de septiembre, en Córdoba no está nada dicho: consultores y desde los búnkers de Juntos por el Cambio coinciden que Mario Negri y Luis Juez están muy parejos “el resultado está abierto, la diferencia a favor de uno u otro está dentro del error muestral”; mientras que en el caso del peronismo, donde no hay internas y el PJ cordobesista del gobernador Juan Schiaretti juega con el sello Hacemos por Córdoba, y el PJ nacional del presidente Alberto Fernández lo hace con el Frente de Todos; la cuestión pasa por la pelea entre Alejandra Vigo, la esposa del gobernador, quién quiere quedarse con la banca de senador que actualmente ocupa Carlos Caserio, quién va por su reelección. La alianza oficialista nacional intenta, con un trabajo territorial con intendentes, traccionar y retener el escaño, en el distrito más antikirchnerista de Argentina.

“No es lo mismo que gane Juez, a que gane Negri. Aunque para afuera, ambos son candidatos de Juntos por el Cambio; para adentro de la coalición, son dos modelos distintos. Juez sigue apareciendo para el votante como un dirigente antisistema; representa al cordobés prejuicioso, intolerante”, quien da el diagnóstico es Gustavo Córdoba, consultor de Zuban Córdoba, y explica en parte, el éxito de la derecha en Córdoba, que blindó a los ciudadanos con un discurso de odio y refractario al mensaje del kirchnerismo y sus aliados.

Gustavo Córdoba advierte además que el ADN "peronista" de Juez contiene un fenómeno inexplicable: “Si Luis Juez gana las PASO, en las generales de noviembre, el Frente de Todos puede perder 2 puntos que migrarían a él. En cambio, si gana Negri, el Frente de Todos sumaría esos 2 puntos. Hay un votante peronista que no mira con desagrado a Juez”. También advierte que “hay sectores del Gobierno provincial que también esperan que gane Juez, porque hay un voto radical refractario a Juez que si no gana Negri, iría a Hacemos por Córdoba, como contrapeso al kirchnerismo”.

Mario Riorda, presidente de la Asociación Latinoamericana de Investigadores en Campañas Electorales (ALICE) analizó en El Destape que en el caso particular de Córdoba, el distrito más refractario a las políticas del presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner; “esta PASO es un posicionamiento para 2023; quién gane quedará mejor parado para ser candidato a gobernador. Esa misma noche, el ganador va a decir “fui la opción más votada”; lo que le da pie para jugar con ventaja en 2023. Por eso, el debate que se da entre Juez y Negri, la propuesta que le ofrecen a la ciudadanía es “quién es más fuerte para enfrentar a Alberto y Cristina”; cimenta una postura anti K”.

Riorda coincide con Gustavo Córdoba que “hay un sector del Gobierno de Córdoba que quiere que la PASO la gane Juez, porque en noviembre va a haber un voto anti Juez que iría a Vigo”; y que esa posibilidad se basa en que “en 2019 sólo hubo un 15% de voto cruzado entre Schiaretti y Alberto; mientras que para Macri y Schiaretti la cifra subió al 25%”.

Orestes Lucero, consultor todoterreno advierte que “Córdoba es totalmente refractaria al kirchnerismo, eso se va a demostrar una vez más en las urnas” y que la disputa entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio “lleva a una polarización, somos un país polarizado, está en nuestro ADN: Mirtha o Susana; Maradona o Messi; Boca o River, Talleres o Belgrano. En ningún país del mundo se habla tanto de política como acá”.

Juntos (a media marcha)

En los comandos de campaña de Mario Negri y de Luis Juez -las dos listas con más chances, de las cuatro que compiten en la PASO de Juntos por el Cambio- no lo admiten públicamente, pero después del 12 de septiembre, pese a que la boleta tendrá una lista de unidad, el sector perdedor trabajará a media marcha.

En el búnker del líder del Frente Cívico no quieren sentir hablar de Mauricio Macri y apelan al cordobesismo y los modismos de Juez, apelando al antikirchnerismo y el chauvinismo provinciano. Mientras que en la Casa Radical apuestan a pegar a Negri con Macri, en la última semana, la Capital y las principales ciudades del interior aparecieron empapeladas con afiches donde Negri se abraza a Macri: “El principal enemigo del kirchnerismo es Mauricio, el responsable de todos los males es Mauricio”, razonan.

En esa línea de pegarse a Macri, Mario Negri apoyó al ex Presidente: “Si el Gobierno tuviera alguna fortaleza que mostrar no hablaría todos los días de Macri. Pero la gestión es pésima en lo económico, social y sanitario. Si JxC hubiera cometido la mitad de los errores que el actual gobierno ¿qué habría hecho el kirchnerismo? Militaron 4 años el helicóptero”, posteó Negri en Twitter.

Además, el diputado radical que quiere ser senador reivindicó el temerario mensaje de Macri defendiendo la evasión impositiva: “Toda la mañana trabajaste para pagar impuestos, recién a partir de las 14 hs y hasta que termines el día vas a estar trabajando para tu bolsillo. Menos impuestos es más trabajo y desarrollo. Vamos a impedir que el Gobierno siga sumando cargas”.

La vida que queremos

“No importa que en pandemia y en 18 meses de gobierno, Alberto Fernández haya realizado más obra pública y le haya enviado más plata a Córdoba que durante los cuatro años de gobierno de Mauricio Macri. La mentira acabó dando sus frutos y al Frente de Todos no le alcanza con decirle a los cordobeses todo lo que la Nación destinó en la provincia, porque no los va a convencer”, señala Gustavo Córdoba con claridad.

Para el consultor jefe de Zuban Córdoba “la pelea de la grieta afecta las posibilidades del Frente de Todos en el país, no sólo en Córdoba; pero acá se nota con más claridad”. Gustavo Córdoba aclara que “en noviembre va a haber otro escenario, más favorable al Frente de Todos, el contexto de noviembre, en las generales, va a ser mejor que en septiembre, donde se va a notar más la reactivación; la campaña de vacunación va a haber avanzado muchísimo, ahora están llegando millones de dosis; otro va a ser el clima y eso va a mejorar la performance de Caserio y (Martín) Gill”.

Por su parte, Mario Riorda señala que “a diferencia de lo que ocurre en CABA y la provincia de Buenos Aires, donde el discurso del Frente de Todos no tiene ningún tipo de fisura, en Córdoba no logra seducir. Critican el cordobesismo, pero no hacen nada desde lo discursivo para atraer el voto del cordobés medio, no tiene un discurso original y autóctono”. Riorda fue el publicista de Carolina Scotto, la ex rectora de la Universidad Nacional de Córdoba que fue diputada nacional en 2013 junto a Martín Gill, instalando el debate provincial con el eje “Hablemos de Córdoba”.

Orestes Lucero, quién fue funcionario del intendente menemista Germán Kammerath y durante el macrismo fue director de Radio Nacional Córdoba, es lapidario: "Córdoba es antikirchnerista, la foto de hoy nos muestra a Juntos por el Cambio ganando; tenemos a Schiaretti con una altísima imagen positiva que se traslada a Alejandra Vigo; y al Frente de Todos intentando retener su banca en el Senado”.

Ellas y la campaña provincial

Desde el día 1 de la apertura de la campaña electoral para las PASO, el frente schiarettista Hacemos por Córdoba lanzó una batería publicitaria copando radio, tevé, medios gráficos, digitales y la cartelería pública. “Juan se puso la campaña al hombro, con su voz cansada, hablando de Alejandra y Natalia de la Sota. Marcó una agenda cordobesa, hablando de biocombustibles, de potenciar el aeropuerto Córdoba; Juan muestra un peronismo exitoso en la opinión pública; realmente la campaña de Hacemos por Córdoba rindió sus frutos y vemos u crecimiento de Vigo”, aplaude Lucero.

Mario Riorda apunta que “frente a la radicalización de la campaña de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos, va a haber un corrimiento de votos a fuerzas provinciales”. Y destaca: “En el caso de Hacemos por Córdoba tenemos una profusa campaña en una elección de medio término, como no vimos antes. La campaña de Ellas es inédita, altamente competitiva, ha aumentado la vara respecto de las otras fuerzas. Es una campaña con una fuerza similar a la elección de cargos ejecutivos; y eso tiene una explicación; Schiaretti está en retirada y quiere llegar a 2023 con tranquilidad”.

Gustavo Córdoba también coincide con un repunte de las fuerzas provinciales: “En todo el país se va a dar un voto refugio en las terceras fuerzas, en aquellos partidos provinciales con fuerte presencia territorial y peso electoral propio, como es el caso de Neuquén o de Río Negro; frente a la virulenta pelea de la grieta va a haber votantes que van a ir por esas opciones provinciales".

LA FERIA DE EL DESTAPE ►