Histórico: el Gobierno otorgó el reconocimiento sindical a trabajadores de la economía popular

La Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) obtuvo la personería social, paso previo a la sindicalización formal. Se comenzará a registrar a las entidades del sector.

10 de marzo, 2021 | 21.28

El ministerio de Trabajo le otorgó a la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) la personería social, lo que implica un reconocimiento histórico para avanzar en la sindicalización formal, y un paso previo en el otorgamiento de la personería gremial. También se estableció la creación del Registro de Asociaciones de Trabajadores de la Economía Popular y de Subsistencia Básica.

Desde hace años, los movimientos populares luchan por formalizar su existencia mediante un estatuto, con afiliaciones y una comisión directiva, similar a cualquier sindicato tradicional. Por eso, podría significar un cambio de paradigma en la representación de los trabajadores y las trabajadoras en la Argentina, en este caso de aquellos que fueron excluídos del mercado laboral formal y se inventaron su propio trabajo.

La herramienta gremial les brinda un marco jurídico y la posibilidad de avanzar en la formalidad de un nuevo tipo sindical que agrupa a millones de personas en todo el país y que no tenían un ámbito institucional, más que las movilizaciones en la calle, para realizar reclamos colectivos.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

El jefe de gabinete, Santiago Cafiero, junto al ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y el secretario general de la UTEP, Esteban “Gringo” Castro, oficializaron el reconocimiento en la tarde de este miércoles en el piso 16 del ministerio, con la participación de un reducido grupo de dirigentes y dirigentas sociales.

El Registro funcionará en el ámbito del ministerio de Trabajo y permitirá la constitución de asociaciones entre trabajadores y trabajadoras que ejerzan su labor en la economía popular. Es, además, parte del camino de la UTEP para incorporarse a la CGT con derechos plenos y participar de la elección de autoridades.

Este es otro mojón en la historia de lucha del movimiento obrero. Pasamos momentos muy difíciles y vivimos situaciones gravísimas. Sin embargo, siempre hubo momentos de felicidad que nos sacaron adelante. Este es uno de ellos. Esta es una gran conquista del movimiento popular y vamos por la unidad de la clase trabajadora”, dijo Castro luego de la firma.

Las tareas podrán registrarse de manera individual o colectiva, ya sean trabajadores autónomos, prestadores de tareas eventuales, ocasionales o changas, vendedores ambulantes, ocupantes de puestos callejeros, personas dedicadas a la recuperación de residuos o a trabajos de cuidado en espacios comunitarios, venta en pequeñas ferias, agricultura familiar, venta de artesanías, cuidado de automóviles, lustrado de zapatos, cooperativas de trabajo y pequeños emprendimientos promovidos por programas sociales, entre otros.

Las asociaciones que soliciten la inscripción deberán presentar las actas de las asambleas de constitución, un proyecto de estatuto, una lista de afiliados con DNI y descripción de actividad, fijar un domicilio y zona de actuación y poseer un patrimonio básico de afectación y las bases de su conformación, según informaron oficialmente desde el ministerio que conduce Claudio Moroni.

Santiago Cafiero lo calificó como un “día histórico”. El jefe de Gabinete destacó que es “un paso más en la formalización de los representantes de la economía popular, pero sobre todas las cosas, es un paso más en la formalización de la economía popular, que es una economía que está creciendo, y que viene dando respuesta donde el mercado no la ha dado”.

Según los datos oficiales, hasta diciembre de 2020 y en solo cinco meses, un total de 1.749.632 personas se inscribieron en el Registro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (ReNaTEP), que instrumento el ministerio de Desarrollo Social. Un número que, calculan, podría llegar hasta los 5 millones.

El ministro de Trabajo informó que el objetivo es “rearmar una regulación existente de modo tal que estos movimientos sociales puedan tener un esquema de representación formalizado, puedan formalizar su organización con sus estatutos, con sus sistemas electorales, con todo un régimen similar a los que tienen las asociaciones sindicales, pero respetando la naturaleza de lo que representan”. Y agregó que es necesario reconocer “estas otras formas de trabajo, que se van a insertar en el sistema productivo de otros modos, pero que también merecen el reconocimiento y la protección del Estado.”

El dirigente Esteban Castro destacó que quienes se desempeñan en la informalidad deben tener los mismos derechos que cualquier trabajador o trabajadora, y remarcó que harán su mayor esfuerzo “para que esta forma de sindicalización nos permita que todas las ramas de la economía popular tengan sus derechos”.

Castro destacó el papel del gobierno nacional que los llama a discutir la economía popular, les otorga representación gremial y los invita a formar parte del Consejo Económico y Social, entre otras instancias de diálogo institucional.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►