El director de biblioteca Nacional de Macri dona sus libros a Portugal

Durante su gestión en la Biblioteca echaron a 250 trabajadores, el 25% del total de la planta.

08 de septiembre, 2020 | 10.29

Alberto Manguel, ex director de la Biblioteca Nacional durante el gobierno de Mauricio Macri, decidió donar 40.000 libros al municipio de Lisboa, Portugal, que para alojar las obras planea realizar una nueva instalación que bautizará como el Centro de Estudios de Historia de la Lectura (CEHL). Los volúmenes contienen obras de literatura y no ficción en los campos de las artes y las humanidades.

De acuerdo a un comunicado del municipio de Lisboa, el anuncio se realizará mediante la firma del protocolo que está prevista para el 12 de septiembre, a las 18 horas, en la Feria del Libro de la Capital. 

Lisboa busca ser un punto de encuentro de culturas y lenguas, internacionales e interculturales. Para hacerlo creó que CEHL, que de acuerdo a información del municipio cuenta en su concejo honarario con figuras como la Premio Nobel 2018, Olga Tokarczuk, de nacionalidad polaca, Salman Rushdie, el autor británico de origen indio, la canadiense Margaret Atwood, el poeta y cardenal portugués Tolentino de Mendonça, actualmente Archivero y Bibliotecario del Vaticano , y el Premio Camões 2019, el brasileño Chico Buarque.

La gestión de Manguel en la Biblioteca Nacional 

El gremio Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) informó que en el inicio de la gestión de Manguel fueron echados 250 trabajadores de la Biblioteca Nacional, lo que representaría el 25% del total de la nómina de personal de la institución. En una edición de la Feria del Libro en la ciudad de Buenos Aires fue escrachado: "¿Quién dirige la Biblioteca Nacional'", "la Biblioteca no es un negocio" y "No a la Biblioteca offshore".

"Tienen dos opciones: o se dejan de entorpecer nuestras tareas comunes por medio de alarmas y acusaciones repetidas sin fundamento, o buscan trabajo en otra parte. Este es un país libre y nadie está obligado a permanecer en una institución que juzgan fraudulenta", afirmó Manguel a los jefes de diferentes sectores de este organismo cultural a que ordenen a los empleados para que no lo cuestionen a través de las redes sociales. 

Un julio de 2018 y en plena crisis del macrismo, Manguel dejó la Biblioteca Nacional por "razones de salud", sin embargo los rumores afirmaban que renunció por tener diferencias con el ministro de Cultura en el macrismo, Pablo Avelluto.  "En la biblioteca no tenemos ni un mango para comprar un grano de café. ¿A quién puede sorprenderle que en la Argentina una entidad cultural no tenga presupuesto?", había afirmado Manguel antes de renunciar. 

Manguel y Borges

Manguel trabajaba por las tardes a la salida del colegio en la librería Pigmalión y ya comenzaba a quedarse ciego. En la librería solía encargarles títulos que luego le leía su madre, Leonor Acevedo. Como su madre tenía 90 años y se cansaba al leer, Borges le pidió a Manguel que sea su lector. 

"Borges me preguntó si no podría ir a leerle por las noches, siempre que yo no tuviese otra cosa que hacer, dado que su madre, que ya había cumplido los noventa, se cansaba con facilidad", contó Manguel. De esa forma Manguel se convirtió así en lector de Borges entre 1964 y 1968, año en que se traslada a Europa. Vivió en España, Francia, Italia e Inglaterra, donde fue lector y traductor para varias editoriales. Editó antología de relatos breves sobre diversos temas.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►